El Tomba empezó en ventaja con un cabezazo de Badaloni, pero Boca se repuso y le cortó el invicto por las anotaciones de Fabra y Vázquez. Quedó a seis de River.

Boca tuvo las herramientas necesarias para frenar a la máquina de Godoy Cruz, que salió dispuesto a imponer condiciones en La Bombonera. El Tomba empezó mejor y le hizo pasar un mal momento al Xeneize durante los primeros 20 minutos trasladando esa superioridad al resultado. Sin embargo, los de Battaglia tuvieron un cuarto de hora fatal sobre el final del primer tiempo y aprovecharon ese envión para darlo vuelta.

ADEMAS

River y Talleres disputan una final anticipada

El conjunto boquense resistió muy poco las intenciones del Bodeguero en el inicio del encuentro. Una decena de minutos le bastaron a los mendocinos para traducir su dominio al marcador. Una lluvia de camisetas blancas invadió terreno contrario con pelota dominada, el ataque se trasladó hacia la izquierda, Valentín Burgoa elevó un centro quirúrgico para Tomás Badaloni el delantero cambió la trayectoria del balón con un frentazo cruzado para el 1-0.

Pero después de ese golpe, Boca reaccionó. Apenas dos minutos después, Vázquez desperdició una jugada personal y tiró por arriba del travesaño un disparo que antecedió un enganche productivo. Estuvo inconexo por algún tiempo, no encontró opciones, pero entre Almendra y Pavón llevaron el equipo hacia adelante.

El empate llegó en el mejor trance del Xeneize. A los 37, después de dos llegadas claras por los dos futbolistas mencionados, el dueño de casa concretó la igualdad: Ramírez filtró para Frank Fabra, que entró a la carrera por la banda izquierda, insinuó con un centro al medio y terminó definiendo al primer palo.

En tiempo cumplido del primer periodo, lejos de conformarse Boca con el empate antes de irse a los vestuarios, los juveniles Almendra y Vázquez hicieron delirar La Bombonera. La jugada surgió desde el mediocampo, donde Varela despachó a un rival con un sombrero, trasladó unos metros y soltó una asistencia de lujo para Vázquez que, con la barra de confianza cargada al máximo y una templanza digna de un delantero de elite, la puso contra el palo de Espínola.

El complemento amaneció con un mano a mano que desperdició Pavón ante la rápida salida del arquero Bodeguero y el Xeneize perdió su chance de estirar la ventaja. También lo tuvo Norberto Briasco, pero el ex Huracán no apuntó bien y la tiró apenas afuera. La otra oportunidad que pudo haber tenido Boca fue un penal discutible que González le cometió a Weigandt pero que Loustau no cobró.

Se quedó con los tres puntos el conjunto de Battaglia. Con fútbol, con carácter y ante un rival que metía miedo en la previa por su andar perfecto. La cosecha le sirve para meterle presión nada menos que a River y Talleres, que se enfrentarán mañana. A priori, el objetivo de Boca es sumar para la Copa Libertadores, pero si continúa por este camino hasta podría llegar con chances de pelear el título. Algo impensado en el inicio del semestre al mando de Miguel Ángel Russo.

Embed

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados