La Federación Ecuatoriana de Fútbol, a un mes del choque contra Argentina, decidió rescindirle el contrato al argentino que entrenó al seleccionado durante todo el camino a Rusia 2018. Lo reemplazará Jorge Célico.

La estrepitosa caída de Ecuador en el último tramo de Eliminatorias terminó provocando lo esperado: Gustavo Quinteros, técnico del seleccionado de ese país, fue despedido de su cargo anoche, luego de una reunión con las autoridades de la Federación Ecuatoriana de Fútbol. A un mes del partido contra Argentina, Jorge Célico se hará cargo del equipo.

El motivo del despido, además de los malos resultados, ocurrió ante "las públicas declaraciones del director técnico Quinteros, ignorando el llamado de la actual directiva de la FEF y de su presidente Carlos Villacís, en el cual se apelaba a su sensibilidad para dejarnos en libertad de llevar adelante el recambio que se impone en la selección”, informaron las autoridades.

LEA MÁS:

Ecuador vive días trascendentales. El 5 de octubre enfrenta a Chile en la que será su última chance de conseguir un lugar en el repechaje al Mundial de Rusia 2018, y el 10 cerrará su participación contra Argentina en Quito.

El comunicado destaca que Quinteros incumplió “la meta que él mismo se fijó: ganar tres de los partidos restantes para no depender de otros resultados para la clasificación al Mundial de Rusia 2018” y que, más bien, dejó a Ecuador con mínimas chances matemáticas para acceder al torneo.

Ante esa situación el directorio de la FEF resolvió “lamentar y deplorar que el director técnico Gustavo Quinteros reitere su afán de dirigir los dos partidos finales de estas eliminatorias, cuando el actual presidente de la FEF y su directiva anunciaban su voluntad de empezar desde ahora la transición y renovación que exigen las circunstancias de la selección”.

LA FEF decidió “encargar como director técnico de la selección para los dos partidos finales de estas eliminatorias al profesor Célico, director de las divisiones formativas” de las selecciones nacionales.

Bajo el mando de Quinteros, Ecuador tuvo un comienzo brillante de las eliminatorias sudamericanas con cuatro triunfos consecutivos, pero decayó hasta ubicarse en el octavo puesto de la tabla de posiciones.