A los seis minutos River tuvo el primer gol del Superclásico, pero Agustín Rossi se lució con una atajada a puro reflejo tras el cabezazo de Mammana y lo evitó.

Otra vez Agustín Rossi, el arquero de Boca, vuelve a marcar la diferencia en un Superclásico. Esta vez no fue a partir de su especialidad desde los doce pasos, sino con un guantazo fenomenal que dejó a River con las ganas del primer gol en La Bombonera.

Ocurrió en apenas seis minutos del partido, cuando Juanfer Quintero ejecutó un tiro de esquina desde la derecha que cayó en el área y anticipó Emanuel Mammana con un buen cabezazo. El balón tenía destino de gol. Sin embargo, se topó con una atajada magistral del guardameta, que voló hacia su izquierda y sacó una mano milagrosa.

Embed

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados