La llegada de MIlito, la renovación de nombres, de estructuras y hasta de sistemas de juego. Los detalles que le permitieron a la Academia coronarse con un nuevo título en el fútbol argentino

El Racing campeón 2019 se fue gestando a partir de la renovación (de nombres, estructuras y hasta sistemas de juego) que se implementó en la Academia a partir de enero del año pasado, con el desembarco de Diego Milito como secretario técnico del club, buscando profesionalizar el área, y el arranque del proceso Eduardo Coudet en el banco de los suplentes, y la vuelta olímpica en esta Superliga, con la estrella 18 en campeonatos locales, termina siendo el fruto a ese proyecto que mostró algunas turbulencias pero que se ratificó en el tiempo y le puso a Racing el traje de protagonista que demandaban sus simpatizantes, que desahogaron con un anhelado festejo.

Es que después del 2014, de la consagración de la mano de Cocca, Racing amenazó con ubicarse definitivamente en el primer plano de la competencia local e internacional, pero las insinuaciones chocaron de frente con reiteradas frustraciones a la hora de reformular sus planteles, y eso llevó a un golpe de timón en el verano de 2018, cuando Blanco y compañía dejaron la etapa de pruebas y fueron a lo seguro, con asesoramiento jerarquizado, pues generaron, después de muchos intentos, la secretaría técnica, con Diego Milito al frente de proceso, y además, se dieron el gusto de poder ponerle el buzo de técnico de la Academia a Eduardo Coudet, a quien habían ido a buscar durante varios mercados de pases, pero el Chacho, por una cosa o la otra (recién se había alejado de Central o más tarde deseaba tener una experiencia en el exterior), les negaba el visto bueno. Entonces, en enero de 2018, se alinearon los planetas para Racing. Ya sin competencia electoral, Milito pegó la vuelta al club, fue por Coudet, y ellos, con la billetera caliente que tenía la Academia por las ventas de las temporadas anteriores, salieron a buscar pesos pesados para rearmar un equipo protagonista.

ADEMÁS

¡Racing campeón! Empató con Tigre y se consagró en la Superliga

La emoción de Coudet: "Tenemos un gran equipo"

VIDEO | Los 10 mejores goles de Racing campeón

Los memes de Racing campeón: festejos e ironías por la actualidad política

¿Se va o se queda? Qué dijo Diego Milito sobre la continuidad del Chacho Coudet en Racing

Centurión: "No guardo rencor, me siento feliz"

Cristaldo se acordó de Centurión: "Esto también es de él"

Racing Campeón: todos los títulos de su historia

Lisandro López, el ídolo que volvió y se convirtió en héroe

Galería de fotos | Fecha por fecha, las mejores postales de la consagración de Racing

El gol de la consagración: un blooper de Marinelli y Solari en offside

Racing campeón: el llanto desconsolado de Zaracho por el título

Y entonces, desde el acierto en la elecciones de los refuerzos y la rápida identidad que el Chacho le dio a la formación albiceleste, empezó a caminar un Racing que en estas horas tuvo sus réditos, con la vuelta olímpica en la Superliga. De aquel mercado de pases inicial, el único tema que empañó los aciertos de Coudet, tuvo que con el polémico y controvertido caso de Centurión, que fue convencido por el propio técnico para su tercera etapa en el club, y generó la inversión más importante de la historia de la Academia, pues le pagaron al Genoa cuatro millones de euros por el 70 por ciento del pase. Y Ricky, fiel a su estilo, alimentó una esperanza que unos meses después se transformó en una traición.

Más allá de la polémica situación con Centurión, quien tras la discusión con el técnico en pleno clásico con River, quedó marginado del grupo, Coudet puede ponerse las medallas por sus aciertos con los refuerzos, que fueron arrimándose en los distintos mercados de pases. En enero del 2018, cuando arrancó esta historia, armó la dupla central, con Sigali y Donatti, a los que él mismo convenció para sumarse a la Academia, y también dio en la tecla con Nery Domínguez (un verdadero comodín) y Neri Cardozo, que aportó lo suyo, más allá de ciertos altibajos que exhibió en el final del año pasado.

Más tarde, en el receso de invierno, dejó ir a Juan Musso a Italia y sorprendió a propios y extraños con Gabriel Arias, que estaba en Chile, y que con sus atajadas se ganó el corazón de los hinchas. Y sumó experiencia con los chilenos Eugenio Mena y Marcelo Díaz, que venían de una doble consagración en la Copa América. Y en el rubro de los “tapados”, apareció Jonatan Cristaldo, quien había dejado una pobre imagen en su etapa anterior, en Vélez. Al mismo tiempo, Pol Fernández llegó como una alternativa, desde Godoy Cruz, y terminó siendo número fijo, en el once inicial.

Y este verano, después de la partida de Gustavo Bou, quien nunca fue del agrado del DT, el Chacho apuntó los cañones a Cvitanich, se desvivió por traerlo, y el ex Banfield tuvo un papel protagónico, casi inesperado, en el ataque del campeón de la Superliga.

Pero Coudet no sólo plantó bandera con los que refuerzos, también supo sacarle mayor jugo a los jugadores que ya estaban en el club. Porque Renzo Saravia, con Cocca, no iba ni al banco, y ahora es jugador de Selección. Y Lisandro López se había tiroteado con los entrenadores anteriores, discutió hasta públicamente con Zielinski y el mismo Cocca, pero el Chacho le dio la llave del club, lo hizo capitán adentro y afuera de la cancha, hasta convertirlo en la figura de Racing y el máximo artillero del campeonato.

Una decisión fuerte que tomó Coudet en esta etapa tuvo que ver con no cargar de obligaciones a los jugadores surgidos de la Cantera del club, como venía pasando en etapas anteriores. Y la excepción fue otro acierto propio, pues se animó a respaldar y a cambiarle el puesto a Matías Zaracho, quien se había acostumbrado a actual como carrilero por la derecha, pero el Chacho lo hizo un volante flexible, que hasta se ganó los elogios de Scaloni en los pocos minutos que jugó con la Selección Argentina en el amistoso frente a Marruecos. Entonces, otros chicos del club (como Augusto Lotti, Pablo Cuadra, Brian Mansilla, Kevin Gutiérrez) tuvieron que armar las valijas en busca de horas de vuelo, fuera de Racing. Y quedó claro que el DT buscó las garantías que ofrece, porque de la base titular, sólo Gabriel Arias, Renzo Saravia y Matías Zaracho, ganaron su primer título en esta Superliga

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados