En la jornada previa al gran choque, los planteles consumieron las horas con prácticas livianas y momentos de distracción; el Millo fue al estadio

Se van consumiendo las últimas palabras, la cuenta regresiva ya está a punto de llegar a cero y se palpita en todo el mundo como cuando a fines de los años sesenta se aprestaba a despegar el Apolo XI llevando por primera vez al hombre a la Luna. Y la previa a esta revancha de final de Copa Libertadores entre River y Boca, ya convertida en la final más larga del mundo, también debe haber sido de mucho ansiedad para los jugadores y los técnicos de ambos equipos. La jornada del sábado fue liviana en materia de entrenamientos, pero hubo dos hechos que la marcaron: el reconocimiento del campo de juego del estadio Santiago Bernabeu que hizo River y la práctica en la ejecución de tiros penales que hizo Boca.

Venga ese mate compañero

La actividad del plantel de River incluyó un reconocimiento al campo de juego del estadio Santiago Bernabeu, como se estilaba en los antiguos choques de Copa Libertadores o en los Mundiales de la FIFA un día antes. Allí se vio a jugadores del equipo de Gallardo muy distendidos, admirando la escenografía y la arquitectura del mítico escenario de tanta gloria para el Real Madrid. En tanto algunos futbolistas, como el uruguayo Rodrigo Mora y el arquero Franco Armani, no se despegaron casi ni un rato del termo y el mate, un compañero noble que los acercó a la Argentina.

No hubo confirmación ni nada por el estilo. Recién hoy un rato antes del partido se sabrá si Marcelo Gallardo opta por Martínez Cuarta o por Ignacio Fernández. O si por el contrario sorprende con algo.

ADEMÁS

River frente a Boca, la hora de la verdad lejos de casa

“El semillero del Millonario en el Santiago Bernabéu”, twitteó por su parte el Club River Plate desde su cuenta oficial, donde publicó una foto con seis integrantes del plantel surgidos de la cantera.

Afinando la puntería

Por su parte el plantel de Boca aprovechó su práctica para ensayar penales, que será la manera en que se definirá al campeón de la Lilbertadores si hubiera empate en los noventa reglamentarios y también en los 30 minutos de alargue. Claro que el ensayo tuvo mucho de infromalidad, quizá hasta se utilizó como elemento de relajación y más como una competencia interna que de un trabajo específico ordenado por el cuerpo técnico, pero sirvió para afinar la puntería y sumar confianza. Allí se los vio desfilando a doce pasos del arquero a Carlos Tevez, Darío Benedetto, Cristian Pavón, Mauro Zárate y hasta el colombiano Edwin Cardona.

El técnico Guillermo Barros Schelotto, como explicó horas antes, también se guardó para él y hasta último momento la confirmación del equipo titular. ¿Pavón, Wanchope Abila y Benedetto o Villa arriba? ¿Resigna un delantero e incluye al juvenil Almendra para que le de juego al mediocampo? Habrá que ver.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados