La suba quedó determinada luego de la audiencia pública realizada ayer. La tarifa para los clientes residenciales, mensuales y sin impuestos, será de 227 pesos o 134 pesos con la tarifa social

El aumento promedio de las facturas de gas para los usuarios de todo el país, sumando el precio del fluido, el transporte y la distribución, será a partir de diciembre de 45% y de 58% para la casi totalidad de los comercios.

En consecuencia, los clientes residenciales de los segmentos de menor consumo (el 56% del total) pagará sin impuestos $227 mensuales (o $134 si se aplica la tarifa social), sostuvo Marcos Porteau, subsecretario de Exploración y Producción del Ministerio de Energía y Minería.

Porteau dio precisiones sobre el incremento en la audiencia pública que trata el aumento del precio del gas en boca de pozo, que comenzó hace minutos en el Teatro de la Ribera, en el barrio porteño de La Boca.

El funcionario precisó que para los usuarios de las categorías R31 a R33 (31% del total) tendrán una factura media mensual de $672 sin impuestos ($432 con tarifa social) y para la categoría R 34 (el 13% del total), $ 1.555 (o $ 1.246 con tarifa social).

LEA MÁS:

En términos de aumentos porcentuales las subas son, respectivamente, de 43%, 33% y 27%, puntualizó Porteau.

El subsecretario aclaró que la factura de $227 mensuales para el total de país se descompone en una factura de $132 para Patagonia, Malargüe y La Puna; y de $234 para el resto del país, para los menores consumos.

Como ejemplo del impacto en los usuarios, Porteau señaló que el “incremento esperado final, con impuesto”, será en el caso de la distribuidora metropolitana Metrogas, para un usuario R1, de $74 mensuales; y de $212 para las categorías R2 y R3.

En Tucumán, en tanto, Gasnor cobrará aumentos de $63 y de $131; y Camuzzi Gas del Sur aplicará para el promedio de todas las subzonas subas de $62 y $152, respectivamente, de acuerdo con la categoría.

Porteau sostuvo que al tomarse todas las facturas de gas natural residencial del país, los cuadros tarifarios implican que en promedio a lo largo de un año, el 36% de los usuarios va a recibir una factura media mensual con impuestos menor a $ 250, y el 57% de usuarios residenciales, menor a $500.

La readecuación de valores respecto de la garrafa y el Programa Hogar, en tanto, “busca la convergencia para la garrafa subsidiada con la tarifa social, y el precio máximo al de paridad de exportación”, dijo el subsecretario.

Hoy la garrafa de 10 kilos cuesta $135, de los cuales el Estado transfiere a los beneficiarios $115, de modo que pagan sólo $20, mientras un usuario de la tarifa social por redes paga un equivalente de $37 por la misma cantidad de energía, “es decir, el beneficiario del Programa Hogar paga 46% menos”. i

Aparecen en esta nota: