En el Día Internacional del Orgullo, a partir de las 18, habrá una marcha desde Plaza de Mayo hasta el Congreso de la Nación para visibilizar los travesticidios, transfemicidos y transhomicidios.

Después de dos años de ausencia por la pandemia, el colectivo travesti trans y no binarie (TTNB) marcha reclamando la aparición con vida de Tehuel, la reparación histórica a las sobrevivientes de la violencia institucional, la aplicación del cupo laboral trans, capacitación del personal de salud en las especificidades de esta población y justicia por Melody, la chica trans asesinada a balazos en Mendoza.

El pedido de la incorporación de la figura del "travesticidio, transfemicidio y transhomicidio" al Código Penal será uno de los ejes de la VII Marcha Plurinacional Antirracista que se realizará contra este tipo de crímenes de odio en coincidencia con el Día Internacional del Orgullo, poniendo el foco en esta población con una expectativa de vida que no supera los 40 años y que el año pasado registró al menos 69 muertes evitables.

En el afiche de la convocatoria a la marcha, se suceden las imágenes de seis personas trans muertas prematuramente o que permanecen desaparecidas: la asesinada activista Diana Sacayán; el joven Tehuel de la Torre, del que nada se sabe hace 15 meses; la referente Lohana Berkins; el adolescente salteño Santiago Cancinos, cuyo cuerpo fue encontrado tras cuatro años de búsqueda; el militante cordobés Eugenio Talbot Wright y la joven trans mendocina víctima de un crimen de odio, Melody.

image.png
Se realiza la 7ª marcha contra los travesticidios, transfemicidos y transhomicidios

Se realiza la 7ª marcha contra los travesticidios, transfemicidos y transhomicidios

"Es la séptima marcha para visibilizar las muertes de las compañeras travesti trans, contra la negación de esas muertes y contra el vacío legal al respecto", dijo a Télam el activista trans y referente del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (MAL), Say Sacayán.

Sacayán destacó que "hoy no sólo no hay un marco jurídico" que castigue específicamente los crímenes de odio como el que terminó con la vida de su hermana Diana, en 2015, "sino que no se contemplan las violencias que nos llevan a la muerte y que vivimos solo por nuestras identidades".

Es que si bien en 2012 el Código Penal incorporó entre los agravantes del homicidio el "odio a la identidad de género", se aplicó en contadas ocasiones y la Cámara de Casación revocó en 2020 ese ítem del fallo que dos años antes condenó a Gabriel Marino por el homicidio de Diana Sacayán, y que sentaba jurisprudencia en la materia.

"Para nuestro colectivo esta incorporación es una prioridad para no haya este vaivén, y que una vez que logramos que se aplique la figura de travesticidio no corramos el riesgo de volver para atrás (cuando otro tribunal lo revisa)", dijo a Télam Florencia Guimares, referente de Furia Trava.

El hecho de que forme parte del Código "nos da un marco jurídico" y más garantías sobre la efectiva persecución penal, "pero también seguimos exigiendo una justicia transfemenista, con perspectiva de derechos humanos, LGBT+, transfeminista y popular" que aplique esta figura.

Según la comisión organizadora de la marcha, desde el 28 junio del año pasado se contabilizaron al menos 69 muertes en la comunidad TTNB: seis de ellas fueron por travesticidio y transfemicidios propiamente dichos, cuatro fueron suicidios y el resto travesticidios y travesticidios sociales -es decir, producto de la exclusión sistemática-, "al mismo tiempo que aún nos preguntamos por Tehuel, a más de un año de su desaparición".

image.png

"Necesitamos que haya una especialidad en salud trans"

Además, la expectativa de vida continúa en torno a los 35/40 años, es decir, representado la mitad de la que rige para el resto de la población.

"No todes les compas desaparecen o mueren porque son asesinades o por crímenes violentos, sino por enfermedades evitables -en la mayoría de los casos adquiridas en situación de prostitución- o suicidios como consecuencia de la violencia estructural", dijo Sacayán.

Guimaraes enfatizó que estos dos años de pandemia dejaron al descubierto la extrema fragilidad de las condiciones en las que sobreviven muchas personas travesti trans.

"La pandemia visibilizó lo que veníamos gritando hace años, que son las condiciones de precariedad de nuestras vidas como la falta de acceso al trabajo, a la salud o a la vivienda", dijo.

Respecto al derecho a la salud integral incluido en la Ley de Identidad de Género, Sacayán remarcó que la atención no se puede reducir a "hormonas y adecuaciones corporales", sino que deben contemplarse aspectos del devenir y el proyecto de vida de una persona trans, como por ejemplo los trastornos de salud generados por la silicona líquida, la posibilidad de suspender los tratamientos hormonales para preservar óvulos o espermatozoides con fines reproductivos, o el cuidado de la salud adolescente en el marco del tratamiento con bloqueadores hormonales, entre otros.

"Necesitamos que haya una especialidad en salud trans donde se puedan abordar estos temas, y de cuyo diseño seamos parte las organizaciones que venimos trabajando estas cuestiones", agregó.

image.png

Guimaraes remarcó la necesidad de que se instituya una asignación económica para "saldar la deuda" que mantiene el Estado con personas trans mayores de 40 años que fueron víctimas de la violencia institucional por la vigencia de los códigos contravencionales y edictos policiales que criminalizaban su identidad y que rigieron en algunas provincias hasta bien avanzados los 2.000.

"Necesitamos una reparación histórica por la persecución, el encarcelamiento y la tortura que hemos padecido por travestis en las comisarías durante añares porque estaba penado la figura de' vestimenta opuesta al sexo', o 'prostitución' cuando no nos quedaba otra alternativa. En esa época vivíamos de noche, en la clandestinidad salíamos de nuestra casa con pánico y con terror hasta para ir a comprar el pan", dijo.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados