Así lo señala el director de la Universidad de la Tercera Edad de la Facultad de Ciencias Sociales de Lomas de Zamora, Jorge Tognolotti, y destaca que lo importante, además de aprender, es mantenerse en contacto

En esta cuarentena se fueron dando un montón de situaciones imprevistas pero si tengo que dar la característica principal es la capacidad que tuvieron los docentes y las personas mayores para adaptarse a estas circunstancias y seguir con los talleres en distintas modalidades online", manifiesta el director de la Universidad de la Tercera Edad (UNITE) de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ).

En declaraciones a este diario, Tognolotti destaca los desafíos que enfrentaron en este cuatrimestre para continuar con los cursos, ante el aislamiento social, preventivo y obligatorio, dada la pandemia de coronavirus.

"En marzo, habíamos empezado con la primera semana de inscripción (a los talleres para mayores de 60 años) y ya se rumoreaba las expectativas, pero de ahí a un cierre tajante (de la sede) no se pensaba", recuerda.

Cuando se dispuso la cuarentena para evitar la propagación del Covid19, Tognolotti habló con las autoridades de la Facultad, "se planteó la posibilidad de hacer clases virtuales y decidimos ir por todo", señala.

"Hicimos una reunión por (la plataforma) Zoom con los y las docentes para que cada uno ponga en práctica su capacidad de invención y ver de qué manera se podían realizar las clases. Al poco tiempo abrimos un classroom (herramienta virtual para la educación) para que los alumnos/as mayores tuvieran acceso a los materiales y abrimos una mesa de ayuda a través de Whatsapp y otras redes para indicarles de qué manera tenían que proceder, así como también para enseñarles a usar Zoom o videollamadas", agrega.

Al evaluar los resultados del primer cuatrimestre de UNITE, Tognolotti manifiesta con orgullo que "se superaron las expectativas".

"Hubo un trabajo muy fuerte y personalizado de los docentes, quienes hablaron con los alumnos para que se amiguen con la tecnología. Incluso, al difundirse que los cursos seguían online, se sumaron personas mayores que participaban de otras instituciones y hasta de localidades alejadas, como Bahía Blanca", destaca.

"Nos cambió la visión, nos puso en una situación superadora, en pensar que para un próximo ciclo ya más normalizado (cuando se puedan retomar las clases presenciales) se pueda llegar a sumar algún curso bajo esta modalidad online, dado que permite participar a personas mayores que viven lejos o que, por distintos motivos, no pueden trasladarse", afirma.

En este sentido comenta que "nos amplió el panorama a todos, a los docentes, a las personas mayores, y no creo que esta sea una cuestión pasajera, va a quedar instalada en algún comportamiento" cuando se levante la cuarentena. "Hay muchos alumnos/as mayores que no usaban la tecnología, quizá tenían tablet o celular pero no lo utilizaban en forma cotidiana. Ahora nos dice que se levantan y están todo el día conectados, haciendo algo", agrega.

También destaca los desafíos que enfrentaron los docentes de materias de carácter práctico para adaptar las clases a modalidad virtual. Ejemplificó que "en el taller de coro se dieron notas a los alumnos para cantar, las practicaron, luego enviaron las grabaciones y el docente las junta, hace un trabajo de edición".

En el taller de radio, señala, como no pueden asistir al estudio para hacer las prácticas, "producen un programa online que se transmite los martes en la radio de la Facultad (www.radiojauretche.com.ar), donde las personas mayores son los corresponsales, cuentan lo que pasa en el barrio".

Mientras tanto, en el taller de teatro, "se envía los textos que tienen que leer, se distribuyen los personajes y practican" online.

"Se utilizan todas las alternativas, por Whastapp, videollamadas, classroom, Zoom, van cambiando de acuerdo a las necesidades y las características" de cada materia y grupo, indica. "Lo importante es mantenerse en contacto porque, ante la cuarentena, no pueden ir a clases presenciales, tampoco ven a los hijos, a los nietos, y con los talleres tienen un proyecto educativo, están con sus pares y con los y las docentes", asegura Tognolotti, y agrega que "dado que muchos mayores ahora disponen de otros tiempos que no tenían (antes del aislamiento) empezaron a sumarse en varios cursos".

Segundo cuatrimestre

En tanto, mañana comienza la inscripción al segundo cuatrimestre de los cursos de UNITE modalidad virtual –ante la pandemia- y se extenderá hasta el 10 de julio. Los requisitos mínimos e indispensables son: mayor de 60 años, celular con Whatsapp y conexión a internet. La inscripción es exclusivamente por mail a uniteunlz@gmail.com con los siguientes datos: apellido y nombre, DNI, domicilio, localidad, número de celular con Whastapp, teléfono fijo, código del curso y nombre del curso. Para información de los talleres, los días y horarios visitar la página www.sociales.unlz.edu.ar/index.php/unite o en Facebook: Programa Unite.

ADEMÁS:

Le ganó un juicio a su ex por criar sola a sus hijos y no poder trabajar

Esperan que al menos 300 mil personas dejen de viajar en el AMBA

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados