Con consignas y pancartas que rezaban "un latido, una vida", "quiero nacer" y "legal o ilegal, el aborto mata igual", los manifestantes formaron una columna de unas ocho cuadras en la que primaron las familias y algunos sacerdotes.

La “Marcha por la Vida” convocó esta tarde a miles de personas que caminaron desde Plaza de Mayo hasta el Congreso para manifestarse en contra del aborto no punible en el país.

Con consignas y pancartas que rezaban “un latido, una vida”, “quiero nacer” y “legal o ilegal, el aborto mata igual”, los manifestantes formaron una columna de unas ocho cuadras en la que primaron las familias y algunos sacerdotes.

“Esta es la primera vez que se hace una marcha por la vida en la Argentina, es histórica. Aquí no hace falta ser cristiano o religioso, sino que es un encuentro laico para mostrarse a favor de que un nene tenga derecho a nacer”, explicó Pablo Fernández Álvarez, uno de los organizadores de la movilización.

El protocolo del aborto no punible estipula que, en los casos en los que esté en riesgo de vida a la madre, que el feto tenga deformaciones que hagan inviable o en una violación, las autoridades sanitarias deben garantizarle a la madre la interrupción segura del embarazo.

En la plaza del Congreso instalaron un escenario donde hubo tiempo para música y la intervención de un orador, que reforzó el concepto de la “defensa de la vida desde la concepción”, y la comunión de ese reclamo que compartieron otras 20 marchas en distintas ciudades del país.

“La vida es el primer derecho humano y eso lo compartimos tanto ateos como religiosos. Basta tener sentido común para entender que no hay necesidad de matar a un bebé en la panza de una madre”, aseguró Fernández Álvarez.

LEA MÁS:

Tanto desde la organización como los participantes insistieron en que la marcha “quiere representar el sentido popular de los argentinos que aman la vida, los niños y la familia y ser la voz de los que no tienen voz”.

La capital de San Luis fue una de las ciudades donde se replicó la convocatoria en la que laicos, colegios y entidades acudieron a la plaza Pringles frente a la Iglesia Catedral.

“Estamos manifestándonos con firmeza, ratificando que la vida es un derecho que debe respetarse desde el primer instante de la concepción”, dijo a la agencia de noticias Télam el padre Alan Sosa Tello, vocero del Obispado de San Luis.

Y agregó: “Ningún partido político o creencia religiosa es dueña de la vida, y por eso estamos marchando con la pretensión de ser la voz de los que no tienen voz”.

En la ciudad de Mendoza, unas 400 personas marcharon desde el kilómetro 0 de la peatonal “a favor del derecho a la vida desde la concepción” y entregaron un petitorio en la legislatura provincial para que “la ley defienda este derecho”.

También hubo movilizaciones en Tandil, Córdoba, Villa María, Rosario, San Miguel de Tucumán, General Alvear, San Rafael, Santiago del Estero, Suncho Corral, San Luis, San Martín de los Andes, San Juan, La Rioja, Barranqueras, Oberá y Santa Elena, entre otras ciudades.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados