Esta droga de bajo costo que es producida con residuos de otras sustancias genera efectos efímeros en sus consumidores por lo que desemboca en un consumo reiterado y por ende rápidamente adictivo.

En el allanamiento previo a la detención de Cristian Pity Álvarez, la policía encontró en su departamento dinero en efectivo, jeringas usadas y sin usar, municiones y varias dosis de pasta base.

Esta sustancia a la cual el músico se hizo adicto, y que incluso lo llevó a enfrentamientos con su propia madre, se propagó rápidamente entre los consumidores de más bajos recursos.

La pasta base, también conocida como paco, es una droga de bajo costo similar al crack elaborada con residuos de cocaína y procesada con ácido sulfúrico o kerosene y que en ocasiones suele mezclarse con cloroformo, éter o carbonato de potasio.

LEA MÁS:

Tiene la apariencia de un polvo blancuzco o amarillento, dependiendo de la sustancia con que haya sido mezclada. Se calcula que existen más de doscientos tipos de pasta base, todos igual de dañinos y adictivos.

Esta es una droga estimulante del sistema nervioso central, cuyo componente activo es el alcaloide cocaína, proveniente de una planta natural de América, la Erythroxylum coca.

La sustancia ingresa al organismo tras ser fumada por intermedio de instrumentos diseñados para tal fin como pueden ser pequeñas pipas elaboradas con caños de cobre.

Los efectos de fumar pasta base de cocaína aparecen entre diez y cuarenta segundos después de su consumo y afectan directamente al sistema nervioso central.

LEA MÁS:

En los primeros momentos tras el fumado la sustancia produce una euforia en su consumidor para luego afectar el sistema cardiovascular, produciendo alteraciones del ritmo cardíaco y aumento de la tensión arterial, lo que pone en riesgo la vida.

Al tratarse de una sustancia de efectos efímeros, sus consumidores generan rápida dependencia aumentando la frecuencia de su consumo.

Con el uso prolongado, aun en corto tiempo, el deterioro neurológico y por ende intelectual del sujeto se hace evidente, se acompaña también de alteraciones pulmonares y cardíacas, marcada pérdida de peso y estado de abandono personal.

La dosis mínima, que no supera el gramo, se puede conseguir por un precio menor a diez pesos.

Por consumos problemáticos, acercate al Área de Contención y Orientación Familiar de la SEDRONAR en Sarmiento 546 - Ciudad de Buenos Aires, de lunes a viernes de 8 a 20 o podés pedir un turno al teléfono: (011) 4320-1240 de lunes a viernes de 8 a 20 horas o mandar un correo electrónico a: grupos@sedronar.gov.ar.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados