Un estudio analizó las imágenes de los cerebros de 15 astronautas, antes y después de haber participado en misiones espaciales.

Científicos de Estados Unidos revelaron que los espacios alrededor de los vasos sanguíneos, conocidos como perivasculares, localizados en el cerebro de los astronautas, se alteran en los vuelos de larga duración.

El estudio, publicado por la revista Scientific Reports, consistió en medir los cambios en los espacios perivasculares en los cerebros de 15 astronautas antes de ser enviados a la Estación Espacial Internacional, y después de su regreso a la Tierra, luego de haber estado largas estancias en el recinto espacial.

A través de resonancias magnéticas se obtuvieron las imágenes cerebrales. Los científicos repitieron las pruebas a los tres y seis meses.

image.png
Científicos revelaron cómo se altera el cerebro de un astronauta

Científicos revelaron cómo se altera el cerebro de un astronauta

Las imágenes del grupo de prueba se compararon con las de un grupo de control que estaba constituido por 16 astronautas. De esta manera se encontró un aumento en los espacios perivasculares cerebrales de los astronautas que habían realizado su primera misión espacial, sin embargo, en aquellos que participaron anteriormente en otras misiones a bordo de la EEI no presentaban cambios.

"Los astronautas experimentados pueden haber alcanzado algún tipo de homeostasis", comentó Juan Piantino, profesor de la Facultad de Medicina de la OHSU.

El investigador se refirió a la capacidad que tienen los seres vivos para mantener su condición interna estable, con el propósito de compensar los cambios que ocurren en su entorno por medio del intercambio de materia y energía con el exterior.

image.png
Astronautas en el módulo de laboratorio multipropósito Nauka

Astronautas en el módulo de laboratorio multipropósito Nauka

En todos los sujetos de estudio no se encontraron problemas que estuvieran relacionados con el equilibrio o memoria visual que pudieran indicar lesiones cerebrales, pese a que existen alteraciones en los espacios perivasculares.

"Todos nos adaptamos para usar la gravedad a nuestro favor", explicó Piantino, haciendo alusión a que el flujo normal de líquido cefalorraquídeo en el cerebro se ve afectado en el espacio, debido a la ausencia de la fuerza de gravedad, lo que indica que la evolución de la fisiología humana en todos estos años está ligada a la atracción gravitacional del planeta Tierra.

Por último, Piantino dijo que "estos hallazgos no solo ayudan a comprender los cambios fundamentales que ocurren durante los vuelos espaciales, sino también para las personas en la Tierra que padecen enfermedades que afectan la circulación del líquido cefalorraquídeo".

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados