El hombre, de 39 años, era piloto de la categoría ASM Fiat Uno y el pasado fin de semana, cuando la aeronave en la que se trasladaba se precipitó en la localidad de Quemú-Quemú. Tenía fecha para competir en el Autódromo Oscar y Juan Gálvez. Decidió no participar y viajó a Mendoza desde San Vicente para pasar unos días de vacaciones con sus amigos. Todos murieron el domingo

"Ari, te pido mil disculpas, pero mis amigos ya tenían las reservas hechas de hospedaje en Mendoza desde antes que arrancara el calendario. Vos sabés las ganas que tengo de estar ahí en el circuito de Buenos Aires y lo que me gusta ese autódromo". Ese fue el último mensaje de WhatsApp que le envió el piloto Juan Ignacio Otegui, fallecido en el accidente aéreo en La Pampa junto a cuatro amigos, a su motorista Ariel Papasidero el lunes anterior.

Un audio de 32 segundos que pinta lo caprichoso que puede ser el destino: Otegui había decidido no presentarse a la competencia de la categoría ASM Fiat Uno, que el fin de semana pasado se desarrolló en el autódromo Oscar y Juan Gálvez por un viaje relámpago con sus camaradas.

Otegui corría desde 2013 en la Standard Mejorado, participó de la campaña 2016 del Turismo Pista y era oriundo de San Vicente, donde dejó una huella importante por su perfil bajo, por su compañerismo en la pista y por su compromiso en la divisional. Era un aficionado de la aviación, dueño de una empresa de transporte y muy apegado a sus amigos.

Días antes de la competencia, Otegui, de 39 años recién cumplidos, le envió un audio de WhatsApp a Papasidero para avisarle que no iba a correr en Buenos Aires: "Hace mucho que no compito ahí, pero ya tenemos hechas las reservas, vos me entendés, Ari". Días después, cuando la avioneta que volvía de San Rafael se estrelló en Quemú - Quemú, al motorista le cuesta entender.

LEA MÁS:

"Todavía siento su voz del otro lado del teléfono y yo tratando de convencerlo que vaya al Gálvez a correr. Fuimos rivales en pista y desde hace un año que con Diego López le hacíamos la preparación del auto. Era un tipo de diez, buena gente y buen piloto. Todavía no caigo y no puedo creer que haya recibido ese último WhatsApp de él justo días antes de irse a Mendoza. El destino parece estar escrito y nos duele terriblemente", se desahogó Papasidero con POPULAR.

A último momento, Otegui casi dio marcha atrás con sus mini-vacaciones en San Rafael, porque su ferviente deseo de ir a competir al Coliseo del Automovilismo era más fuerte. Sin embargo, la insistencia de sus amigos, todos vecinos de San Vicente, terminó por convencerlo de emprender ese viaje en avioneta. Un viaje sin retorno.

Claudio Díaz, coterráneo, colega y todo un estandarte de la divisional, lo recordó así: "Era un excelente ser humano, dentro y fuera de los trazados. Lo querían todos, se hacía respetar muchísimo. Es inimaginable lo que hubiese sido si no viajaba a Mendoza. El destino está marcado. Era su pasión correr en Buenos Aires, hoy lo tendríamos celebrando alguna victoria, pero lamentablemente el desenlace fue otro".

Homenaje al piloto fallecido en tragedia aérea

Video homenaje gentileza PRENSA ASM y Racing Films

Aparecen en esta nota:

Te puede interesar:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados