Fue en la madugada del domingo. La mayoría eran empleados que trabajaban y dormían en el lugar y fallecieron por respirar el humo porque no se dieron cuenta del incendio al estar descansando. Detuvieron al propietario.

La policía de Nueva Delhi detuvo al propietario de la fábrica que se incendió ayer a la madrugada, incidente en el que murieron 43 personas y 16 fueron heridas, la mayoría trabajadores que dormían en el edificio.

Una vocera policial, Monika Bhardwaj, informó a los medios de que el dueño, identificado como Rehan y "su gestor Furkan han sido arrestados; la policía también está interrogando a los hermanos de Rehan y estamos buscando a quienes dirigían la fábrica".

"No hay posibilidad de recuperar más cuerpos", agregó Bhardwaj en unas declaraciones recogidas por la agencia ANI.

Según ese medio, se abrió una causa bajo la sección 304 del Código Penal indio, que castiga a todo aquel que cause la muerte de una persona por un acto de negligencia con penas de hasta dos años de prisión y multas.

"Han muerto 43 personas por el fuego y rescatamos del edificio a 62 personas", de las que 16 resultaron heridas, la mayoría por inhalar el humo, informó a la agencia Efe el vocero del servicio de bomberos de la capital india, Atul Garg.

"El servicio de bomberos recibió una llamada sobre las 5.20 horas de la mañana que alertaba de un incendio en la zona de Anaj Mandi y enviamos allí los primeros camiones de bomberos, aunque finalmente se necesitaron 30" para apagarlo, agregó.

"Muchos murieron por respirar el humo porque no se dieron cuenta del incendio al estar durmiendo", agregó.

En India "es común que algunos trabajadores duerman en los lugares en donde trabajan" para ahorrar gastos de alojamiento, dijo el funcionario al indicar que la mayoría de las víctimas son empleados de la fábrica.

Un cortocircuito habría provocado la tragedia

El ministro de Aviación Civil de la India, Hardeep Singh Puri, que visitó el lugar de los hechos, apuntó a que la causa del incendio fue un "cortocircuito", aunque insistió en declaraciones recogidas por la agencia local ANI en que hay que "esperar" para conocer las causas.

El vocero de los bomberos subrayó que "muchas fábricas están en edificios viejos sin elementos de seguridad contra incendios y con instalaciones eléctricas obsoletas".

El jefe del Gobierno de Delhi, Arvind Kejriwal, que se presentó en el lugar de los hechos tras visitar a algunos de los heridos en los hospitales, anunció compensaciones para las víctimas y sus familiares y aseguró que el Ejecutivo se hará cargo del costo de los tratamientos médicos.

En tanto, la Oficina del Primer Ministro, Narendra Modi, anunció a través de Twitter que dará una ayuda de 200.000 rupias (2805 dólares) para los familiares de los fallecidos y 50.000 rupias (701 dólares) para los heridos más graves.

En su cuenta, Modi lamentó la tragedia: "El incendio en Anaj Mandi, en Delhi, es extremadamente horrible. Mis pensamientos están con aquellos que perdieron a sus seres queridos. Deseo a los heridos una pronta recuperación. Las autoridades están brindando toda la asistencia posible en el lugar de la tragedia".

También el presidente de la India, Ram Nath Kovind tuiteó: "Extremadamente triste al escuchar las trágicas noticias sobre el incendio en Anaj Mandi. Mis pensamientos y oraciones están con las familias afectadas. Deseo una pronta recuperación a los heridos. Las autoridades locales están haciendo todo lo posible para rescatar a las personas y brindar ayuda".

Delante de la morgue de un hospital protegida por docenas de policías, algunos de los familiares de los trabajadores dijeron haber recibido llamadas telefónicas de los hombres atrapados dentro, que les suplicaron que llamaran a los bomberos.

Muchos eran inmigrantes del empobrecido estado fronterizo de Bihar, en el este del país, indicaron sus familiares. Ganaban desde 150 rupias (2,10 dólares) diarios fabricando bolsos, gorras y otras prendas, y dormían en el taller entre los largos turnos de trabajo.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados