Además de recibir al renunciante presidente boliviano, las tierras mexicanas recibieron tiene una larga tradición de recibir a líderes y figuras extranjeras

Siguiendo una larga tradición de brindar refugio a personalidades perseguidas por motivos políticos, México abrió este martes las puertas al renunciante presidente boliviano Evo Morales, quien renunció el domingo por sugerencia de los militares luego de la crisis desatada tras las elecciones del 20 de octubre.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, mencionó al militar italiano Giuseppe "Peppino" Garibaldi, al líder cubano José Martí y al político peruano Víctor Raúl Haya de la Torre como ejemplos de asilos anteriores.

Algunos de los personajes:

• El militar Giuseppe "Peppino" Garibaldi, nieto del artífice de la unificación italiana Giuseppe Garibaldi, llegó a México en 1911 y luchó en la Revolución mexicana con las fuerzas de Francisco Madero. Tras el triunfo de los maderistas, en 1912 se fue a Grecia para luchar contra el Imperio otomano.

• El poeta y líder independentista cubano José Martí fue condenado a prisión en Cuba acusado de traición y deportado a España. De allí se trasladó a París, pasó por Nueva York y llegó al puerto de Veracruz (México) el 8 de febrero de 1875. Pasó dos años en México, donde conoció a su esposa Carmen Zayas, antes de regresar a Cuba y liderar la guerra de independencia.

ADEMÁS:

Se reúne la asamblea legislativa pero no alcanza el quórum

• El líder estudiantil peruano Víctor Raúl Haya de la Torre fue un firme opositor al gobierno de Augusto Leguía, por lo que fue encarcelado. Tras ser liberado por una huelga de hambre, llegó a México el 16 de noviembre de 1923, invitado por el secretario de Educación Pública José Vasconcelos. En México fundó la Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA), uno de los grandes partidos de Perú.

• León Trotsky llegó a México el 9 de enero de 1937 tras un largo periplo huyendo del stalinismo. Recibió asilo del presidente mexicano Lázaro Cárdenas con la ayuda del muralista Diego Rivera y su esposa Frida Kahlo. Fue asesinado el 21 de agosto de 1940 en su domicilio por Ramón Mercader, un espía catalán que trabajaba para el servicio de seguridad soviético.

• El líder revolucionario cubano Fidel Castro fue condenado a prisión por el asalto del cuartel Moncada en 1953. Consiguió su liberación y se exilió el 7 de julio de 1955 a México, donde planeó la invasión guerrillera a la isla. En noviembre de 1956, Castro partió en el yate Gramma desde Tuxpan (México) junto al Che Guevara y otros revolucionarios para iniciar la Revolución Cubana, con la que asumió el poder del país.

ADEMÁS:

La cónsul de Bolivia en Salta denunció que recibió amenazas de muerte

• El poeta español León Felipe viajó a México en 1922 con una carta de su amigo y ensayista Alfonso Reyes que le abrió las puertas del mundo intelectual. Trabajó como bibliotecario en Veracruz, posteriormente estuvo en Estados Unidos y regresó a España. Pero a raíz de la Guerra Civil española (1936-1939), retornó en 1938 a México, donde el presidente Lázaro Cárdenas abrió las puertas a miles de republicanos españoles.

• El cineasta español Luis Buñuel, que apoyaba a la Segunda República, huyó de la Guerra Civil y se exilió a México. Atraído por el surrealismo mexicano, fue en este país donde dirigió reconocidas películas como "Los olvidados" (1950), "Viridiana" (1961) y "El ángel exterminador" (1962). Buñuel falleció en Ciudad de México en 1983.

• El poeta, ensayista y diplomático guatemalteco Luis Cardoza se exilió a México en 1955 después del golpe del coronel Carlos Castillo contra el gobierno revolucionario de Jacobo Arbenz. En Ciudad de México tuvo una enorme producción intelectual y participó en la reconstrucción de la izquierda guatemalteca, aunque falleció en 1992 sin poder regresar a su país.

ADEMÁS:

Macri repudió la violencia, pero no habló de Golpe de Estado

• El peronista Héctor Cámpora, fuga presidente en 1973, se refugió en la embajada mexicana en Buenos Aires tras un intento de asesinato durante el golpe de estado de Jorge Rafael Videla el 24 de marzo de 1976. Enfermo por un cáncer de laringe, la dictadura permitió que se exiliara en 1979 a México, donde falleció el 19 de diciembre de 1980.

• La líder indigenista guatemalteca Rigoberta Menchú huyó a México en 1980 por las violaciones a los derechos humanos en Guatemala, donde fueron asesinados sus padres por militares durante la guerra civil. En México publicó su autobiografía y comenzó una gira por todo el mundo denunciando la situación en Guatemala, donde regresó en 1988. Fue reconocida con el Premio Nobel de la Paz en 1992.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados