No menciona el tema en su exhortación sobre el Sínodo de la Amazonia, publicada ayer, frenando de esta forma la expectativa generada por esa posibilidad, que había provocado un fuerte debate en la Iglesia.

El papa Francisco evitó pronunciarse ayer sobre la ordenación de hombres casados en zonas remotas de la Amazonia con el fin de cubrir la escasez de sacerdotes, como se lo habían solicitado los obispos de la región.

Según se interpreta, de esa manera el papa cerró la posibilidad de contar con curas casados ya que ni siquiera lo mencionó en su exhortación sobre el Sínodo de la Amazonia, publicada ayer.

Francisco frenó así la expectativa formada en torno a la posibilidad, que había generado un fuerte debate entre los sectores más conservadores de la Iglesia.

Los obispos de las regiones amazónicas que participaron en el Sínodo del año pasado habían aprobado la propuesta de poder ordenar sacerdotes a hombres casados y reconocidos por su comunidad para poder celebrar la eucaristía en los puntos más remotos de la región. El papa Francisco, si bien reconoció la necesidad de que la eucaristía llegue a lugares remotos, se limitó a pedir que se rece para que crezcan las vocaciones y que se envíen más misioneros en esas zonas.

Asimismo, en el documento titulado "Querida Amazonia", Francisco también cerró la posibilidad a la creación de diaconisas, pese a que exhortó a que las mujeres tengan mayores funciones en la Iglesia de la región,

En su "Exhortación apostólica", el pontífice no mencionó la polémica propuesta de ordenar a hombres casados, que divide a la iglesia y desató las críticas de los sectores conservadores. Su silencio sobre la propuesta se interpretó como un desacuerdo, ya que además propuso otras soluciones para la escasez de curas en zonas alejadas.

En primer lugar, exhortó a los obispos de América Latina a "ser más generosos, orientando a los que muestran vocación misionera para que opten por la Amazonia".

"Llama la atención que en algunos países de la cuenca amazónica hay más misioneros para Europa o para Estados Unidos que para auxiliar a los propios Vicariatos de la Amazonia", cuestionó.

Por otro lado, señaló la necesidad de revisar las estructuras de formación y remarcó "la carencia de seminarios para la formación sacerdotal de personas indígenas".

"En la Amazonia hay comunidades que se han sostenido y han transmitido la fe durante mucho tiempo sin que algún sacerdote pasara por allí, aún durante décadas. Esto ocurrió gracias a la presencia de mujeres fuertes y generosas: bautizadoras, catequistas, rezadoras, misioneras, ciertamente llamadas e impulsadas por el Espíritu Santo. Durante siglos las mujeres mantuvieron a la Iglesia en pie en esos lugares con admirable entrega y ardiente fe. Ellas mismas, en el Sínodo, nos conmovieron a todos con su testimonio", destacó también.

El papa cargó contra "los emprendimientos, nacionales o internacionales, que dañan la Amazonia y no respetan el derecho de los pueblos originarios", situación que calificó de "injusticia y crimen".

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados