A través de una carta que se hizo pública, Bergoglio les deseó felicidades por el bautismo católico de sus tres hijos adoptivos. Pero desde la Santa Sede dijeron que fue una "respuesta muy general a una de las miles" que recibe cada día.

El Papa Francisco felicitó a una pareja homosexual en Brasil por el bautismo católico de sus tres hijos adoptivos, a través de una carta que se hizo pública por uno de los padres.

"El papa Francisco les desea felicidades, invocando para su familia la abundancia de las gracias divinas, para que vivan constante y fielmente la condición de cristianos", expresa la carta dirigida a Toni Reis por monseñor Paolo Borgia, asesor de la secretaría de Estado del Vaticano.

Según Reis, que publicó una foto de la carta en su cuenta de Facebook, él y su esposo David enviaron en abril una carta al pontífice contando del bautismo de sus tres hijos, Alyson, Jéssica y Filipe, en una iglesia de Curitiba.

Sin embargo, el Vaticano aclaró que la carta es una respuesta "general", similar a la que da a miles de fieles que escriben a diario al Papa Francisco. "La carta del Papa es una respuesta muy general a una de las miles de cartas que él recibe cada día y no puede responder de forma personalizada. Es su forma de agradecer a las personas por sus cartas", dijo a la AFP Paloma García Ovejero, portavoz del Vaticano.

"No esperábamos una respuesta. Recibir una carta del Vaticano con sello, fotografía autografiada del Papa ¡es la gloria!", había dicho Reis en entrevista telefónica con la AFP.

"Es falso que se trate de una respuesta a la pareja", retrucó el Vaticano.

La carta está fechada el 10 de julio, pero la familia la vio apenas el pasado viernes, cuando regresaron de un viaje de varias semanas por Europa.

Reis, de 53 años y el inglés David Harrad, de 59, son pareja desde hace 27 años. Pudieron oficializar su matrimonio en 2011, cuando la corte suprema brasileña reconoció la "unión estable" para las parejas del mismo sexo, lo que en la práctica equiparó sus derechos con los de las parejas heterosexuales, otorgándoles acceso a matrimonio, adopción, herencia y pensión por muerte.

En 2012 adoptaron a Allyson, un muchacho de 16 años y en 2014 a los hermanos Jéssica, de 14, y Filipe, de 11.

Aparecen en esta nota: