Las autoridades confirmar que al menos ocho personas perdieron la vida, entre ellas un nene, como consecuencia de las fuertes tormentas que se registran desde la noche del miércoles.

Al menos ocho muertos se reportaron en la región de la ciudad de Nueva York y Nueva Jersey, castigadas por las incesantes lluvias de los restos del huracán Ida. El estado de Nueva York declaró el estado de emergencia mientras la tormenta sobrevolaba Nueva Inglaterra y amenazaba con más tornados.

La policía en la Ciudad de Nueva York reportó siete muertos, incluido un hombre de 50 años, una mujer de 48 y un niño de dos quienes fueron hallados inconscientes en el interior de una vivienda, informaron fuentes policiales.

NuevaYork-Ida-01.jpg
Bomberos de Nueva York rescatan a una mujer que quedó atrapada en su auto a causa de la repentina inundación de las calles.

Bomberos de Nueva York rescatan a una mujer que quedó atrapada en su auto a causa de la repentina inundación de las calles.

El agua cubrió el FDR Drive de Nueva York, una importante arteria en el lado oriental de Manhattan, y la avenida Bronx River Parkway el miércoles por la tarde. Algunas vías y estaciones de metro y se inundaron tanto que la Autoridad Metropolitana de Transportes suspendió todos los servicios. En algunos videos difundidos en redes sociales por pasajeros del metro se podía ver la gran cantidad de agua y las estaciones anegadas.

Embed

Otros videos mostraban vehículos con el agua llegaba hasta las ventanillas en importantes rutas de la ciudad y alrededores, y basura flotando por las calles. "Esta noche estamos sufriendo un fenómeno meteorológico histórico, con lluvias récord en toda la ciudad, con inundaciones brutales y condiciones peligrosas en nuestras rutas", dijo el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, cuando declaró el estado de emergencia en la ciudad el miércoles por la noche.

"Si está pensando en salir, no lo hagas. Manténgase alejado del metro. Manténgase alejado de las carreteras. No conduzca hacia estas aguas turbulentas. Quédese en el interior", agregó De Blasio desde su cuenta de Twitter.

La ciudad prohibió hasta las 5 de la mañana del jueves, hora local, los desplazamientos para todos los vehículos que no fueran de emergencias. El Servicio Nacional Meteorológico registró el miércoles por la noche 8 centímetros de lluvia en una hora en el Central Park de Nueva York, muy por encima de los 4,93 centímetros que cayeron en una hora durante la tormenta tropical Henri la noche del 21 de agosto, y que en su momento se creía era la cifra más alta jamás documentada en el parque.

La tormenta pasó el miércoles por los estados de la costa atlántica central con al menos dos tornados, vendavales y aguaceros que hundieron el tejado de un edificio del Servicio Postal de Estados Unidos en Nueva Jersey y amenazaban con desbordar una presa en Pensilvania.

Publicaciones en medios sociales mostraban casas reducidas a escombros en el sur de un condado del sur Nueva Jersey a las afueras de Filadelfia, cerca de donde el Servicio Nacional de Meteorología confirmó un tornado el miércoles por la noche. Las autoridades no tenían datos de víctimas en un primer momento.

Embed

El tejado de un edificio del Servicio Postal en Kearny, Nueva Jersey, se derrumbó cuando había gente en el interior, según el sargento de policía Chris Levchak. Había rescatistas en el lugar, y por el momento no había reportes de heridos; al menos una persona murió en el estado después de que su auto quedara sumergido, según el alcalde de Passaic, Héctor Lora.

Los chaparrones provocaron evacuaciones de miles de personas después de que el agua alcanzara niveles peligrosos en una presa cerca de Johnstown, Pensilvania. Un funcionario dijo más tarde que el nivel del agua cerca de la represa estaba bajando. Cientos de miles de personas se quedaron sin luz en Nueva Jersey y Pensilvania, según compañías eléctricas.

En Rockville, Maryland, se encontró a una persona ahogada y había otra desaparecida después de que el agua llegara casi al techo de los apartamentos inferiores de un edificio, según el jefe de bomberos del condado Montgomery, Scott Goldstein. Se creía que un tornado había tocado tierra en la Bahía Chesapeake, Maryland.

El Servicio Nacional de Meteorología había previsto inundaciones por los restos del huracán Ida y señaló que los terrenos empinados e incluso calles urbanas eran especialmente vulnerables en una región que llegaba a Massachusetts, donde se emitieron alertas por tornado el jueves de madrugada.

La zona sufrió el impacto de la tormenta tropical Henri hace poco más de una semana, lo que provocó inundaciones y dejó la región saturada y más vulnerable a los chaparrones de esta semana. Por su parte, la tormenta tropical Larry se fortalecía y avanzaba deprisa hacia el oeste tras formarse el miércoles cerca de África. Los meteorólogos esperaban que ganara fuerza con rapidez de forma similar a Ida, y se convirtiera en un gran huracán con vientos de hasta 193 km/h para el sábado.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados