Se trata de Li Wenliang, un oftalmólogo de 34 años que se había metido en problemas con el gobierno por alertar a fines de diciembre sobre el brote del coronavirus y falleció después de contagiarse la enfermedad.

Un médico chino que se metió en problemas con las autoridades de su país por alertar sobre el nuevo coronavirus falleció ayer después de contagiarse de la enfermedad, anunció un hospital.

El Hospital Central de Wuhan informó a través de sus redes sociales que el médico Li Wenliang, un oftalmólogo de 34 años, "desafortunadamente contrajo la infección durante el combate contra la epidemia de neumonía".

"Lamentamos esto profundamente", agregó.

Li fue reprendido por la policía local por "difundir rumores" sobre la enfermedad a finales de diciembre, de acuerdo con reportes noticiosos. El brote, que inició en Wuhan, ha infectado hasta ahora a 31.161 personas y ha cobrado 636 vidas en el país asiático según el último informe de la Comisión Nacional de Sanidad de China, desatando restricciones de viaje y cuarentenas en distintas partes del orbe, además de una crisis dentro del país con una población de 1.400 millones de personas.

"Nos entristece profundamente el fallecimiento del doctor Li Wenliang. Todos debemos rendir homenaje a la labor que realizó" sobre el virus, tuiteó la Organización Mundial de la Salud.

En menos de media hora después de haber anunciado que Li se encontraba en condición crítica, el hospital recibió cerca de 500.000 comentarios a través de las redes sociales, muchos de ellos de personas que deseaban la recuperación del médico.

"No nos vamos a ir a dormir. Estamos a la espera de un milagro", escribió una de las personas.

Li era uno de varios profesionales médicos en Wuhan que trató de advertir a sus colegas y a otras personas cuando el gobierno no lo hizo, reportó el diario The New York Times hace unos días. Señaló que luego de que la misteriosa enfermedad había afectado a siete pacientes en un hospital, Li dijo en un grupo de chat por internet el 30 de diciembre que estaban "en cuarentena en el departamento de emergencias".

Otro miembro del chat respondió preguntando "¿El SARS está de regreso?", en referencia al brote del síndrome respiratorio agudo grave de 2002-2003 que mató a cientos de personas, agregó el periódico.

Las autoridades de salud de Wuhan citaron a Li a la mitad de la noche para que les explicara la razón por la que compartió la información, y posteriormente la policía lo obligó a firmar un comunicado en que el admitía "comportamiento ilegal", señaló el Times. "Si las autoridades hubieran divulgado la información sobre la epidemia antes", comentó Li durante una entrevista con el Times a través de mensajes de texto, "creo que habría sido mucho mejor. Debería de haber una mayor apertura y transparencia".

Más camas de hospital

En tanto, China terminó de construir ayer un segundo hospital para aislar y atender a pacientes: un inmueble con 1.500 camas en Wuhan. Hace unos días, otro hospital construido rápidamente en la ciudad, que cuenta con 1.000 camas, salas prefabricadas y cuartos de aislamiento, comenzó a recibir pacientes.

Las autoridades también trasladaron a la gente con síntomas más leves a centros improvisados en arenas deportivas, salas de exhibición y otros espacios públicos.

En total, más de 50 millones de personas están bajo una cuarentena virtual en la provincia de Hubei, el epicentro del brote, en una labor sin precedentes, y no probada, para controlar el brote.

Nuevo medicamento

Se tenía previsto que las pruebas de un nuevo medicamento antiviral comenzaran ayer, reportó la agencia de noticias Xinhua. El medicamento, Remdesivir, es fabricado por la compañía de biotecnología estadounidense Gilead Sciences. Los antivirales y otras medicinas pueden reducir la gravedad de un padecimiento, pero "hasta ahora, ningún antiviral ha demostrado ser efectivo" contra el nuevo virus, dijo Thanarak Plipat, subdirector general del Departamento de Control de Enfermedades del Ministerio de Salud de Tailandia. Señaló que hay varios factores que se desconocen, "pero también tenemos mucha esperanza".

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados