El jefe de la sanguinaria guerrilla de Perú falleció por problemas de salud en la cárcel donde cumplía cadena perpetua. Abimael Guzmán tenía 86 años.

Abimael Guzmán, líder de Sendero Luminoso, falleció este sábado a los 86 años en la cárcel militar en la que purgaba una condena desde hace 29 años, y quien por varios años —hasta antes de su captura— aterrorizó a Perú mientras decía que haría una revolución popular.

Embed

Abimael Guzmán fue profesor en la década de 1960 en la universidad San Cristóbal de Huamanga, en la empobrecida región de Ayacucho donde en 1980 inició su lucha armada, una de las más crueles de América Latina.

Allí se unió a otros profesores y seguidores radicales del marxismo para iniciar una “revolución popular” maoísta en Perú. Se convirtió en líder de un grupo extremista de izquierda, y en 1965 fue a China para conocer de cerca el gobierno de Mao Zedong.

A su retorno dejó la docencia en 1975 y pasó a la clandestinidad, sus aliados reclutaron a universitarios y campesinos convencidos de que la lucha armada era la única salida para dar paso a un nuevo estado gobernado por el pueblo, lo que consolidó la creación de Sendero Luminoso.

En 1980, sus seguidores fueron a la aldea campesina de Chuschi, en Ayacucho, donde quemaron las boletas electorales en unas elecciones que otorgaron la presidencia a Fernando Belaúnde Terry (1980-1985), luego que Perú vivió bajo un gobierno militar por 12 años.

Sendero Luminoso ejecutó a miles de campesinos que no se les unían o que colaboraban con el gobierno. Sus seguidores colocaron bombas en torres eléctricas, edificios públicos y asesinaron indiscriminadamente a policías, militares, políticos y civiles.

El mundo se sorprendió con la captura de Abimael Guzmán el 12 de septiembre de 1992 en una casa de un barrio de clase media de Lima.

Embed

Un grupo policial de inteligencia que recibía ayuda de Estados Unidos, lo capturó casi sin disparar un solo tiro tras meses de esfuerzos para ubicarlo.

El gobierno del entonces presidente Alberto Fujimori (1990-2000) lo mostró a la prensa con un traje a rayas negras y blancas encerrado en una jaula, mientras profería gritos en favor de su grupo.

Un tribunal militar lo sentenció a cadena perpetua, y tras la anulación en el 2003 de ese juicio por supuestas irregularidades, otro en octubre del 2006 lo sentenció nuevamente a detención de por vida a él y a otros diez jefes senderistas.

Según una Comisión de la Verdad sobre la guerra interna, unas 70.000 personas murieron, de las cuales se atribuyó a Sendero la muerte de alrededor de 35.000 personas.

imagen-de-archivo-de-setiembre___ryIHTBr5Z_1256x620.jpg

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados