No se trata del regreso de Drácula sino de un fenómeno meteorológico que, en la antigüedad, se estimaba que traía malos presagios con su aparición.
Los habitantes de Londres ya están avisados: durante esta semana caería una “lluvia de sangre” que acabaría tiñendo todo a su paso.

La advertencia no viene de ningún grupo fundamentalista islámico sino del servicio meteorológico del Reino Unido ya se trata de un fenómeno causado por el ascenso de partículas de arena del desierto del Sahara, ubicado al norte de África, que al acumularse en las nubes caen junto con el agua.

La lluvia no es peligrosa para la salud pero sí suele dejar manchas imborrables allí donde cae por lo que los servicio meteorológicos advierten con cierta antelación para que los habitantes de la ciudad que sufra el chaparrón no salgan con ropa blanca.

En la antigüedad, se creía que la lluvia era de sangre verdadera y que era un mal presagio para el lugar donde caía como la supuesta ciudad Troya, ya que en el clásico literario La Ilíada se describe este fenómeno.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados