El acuerdo apunta a la entrega de sillas de ruedas y que más personas con capacidades diferentes puedan acceder a estudios superiores. Martínez destacó el carácter abierto de la institución.

Un convenio marco para llevar a cabo acciones sociales conjuntas con el objeto de fomentar la inclusión social de las personas con discapacidad fue firmado entre las autoridades de la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) y CILSA.

La rúbrica del acuerdo, que consiste en establecer cooperación mutua entre las partes, se realizó entre el rector Daniel Martínez y la presidenta de CILSA ONG por la Inclusión Silvia Carranza.

También estuvieron presentes, Nicolás Martínez, pro secretario de Extensión Universitaria; Emilio Vergelli, del Departamento de Ingeniería; Paula Rossi, Coordinadora Nacional del Programa de Becas y Oportunidades de CILSA y el matrimonio misionero de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, Hermana LaDawn Huling y Elder Rex Huling.

De esta forma, la UNLaM se suma a las más de 40 universidades que ya firmaron un convenio con la ONG con el objetivo de potenciar el acceso a la educación superior de las personas con discapacidad. A la casa de altos estudios de San Justo asisten 149 alumnos con discapacidad y también se promueve el deporte adaptado y hay instalaciones inclusivas, como por ejemplo, una biblioteca para ciegos que fue inaugurada en la década de los ‘90 convirtiéndose en la primera en Latinoamérica con estas características.

Daniel Martínez se mostró satisfecho por el acuerdo firmado que permitirá avanzar en beneficios para la comunidad educativa y señaló que la UNLAM “es una universidad de puertas abiertas”.

Por su parte Silvia Carranza, indicó que “hemos decidido trabajar fuertemente por la inclusión; creemos que la inclusión no es solo responsabilidad del Estado, sino de todos. A través de este convenio intentamos llegar a toda la población, ya sea a través de la entrega de sillas de ruedas o que más personas con discapacidad puedan acceder a una beca de estudio. Así también, queremos concientizar a los alumnos y al personal en general”.

CILSA, ONG por la Inclusión, fue fundada el 14 de mayo de 1966 en la ciudad de Santa Fe por iniciativa de un grupo de personas con discapacidad motriz y el apoyo de un sector de especialistas en rehabilitación. Su objeto es promover la inclusión plena de personas provenientes de sectores marginada de la sociedad como niños, niñas y adolescentes en situación de vulnerabilidad social y personas con discapacidad.

Zona de los archivos adjuntos