"Es mi primera experiencia competitiva a nivel internacional, saqué enseñanzas de ver a otros equipos", reconoció el DT que se hizo cargo de un equipo sin conducción y casi gana un torneo sudamericano.

S iempre con la redonda cerca, con el fútbol como medio de trabajo y también de pasión, el profe matancero, Simón Pablo Barilaro tuvo su primera experiencia como cabeza de cuerpo técnico. Y fue de la mejor manera, ya que tomó a las apuradas un equipo femenino de fútbol 5, que terminó segundo en la Copa América del Mundiabocat, que se desarrolló en Mar del Plata.

“Es mi primera experiencia competitiva a nivel internacional, saqué enseñanzas de ver a otros equipos en cuanto a la manera de trabajar en o táctico y físico, y nos muestra donde estamos parados. Esto me ha dejado una linda experiencia y ganas de prepararme más y mejor y ojalá pueda tener más tiempo al equipo para laburar”, recrea el profe de educación física y ahora entrenador.

Simón Barilaro trabaja desde hace cinco años con los deportistas del Colegio de Abogados de Morón, que en la Copa América de Mar del Plata representó a la Argentina (en sus dos variantes, masculino y femenino) que, a su vez, se clasificó al mundial del año que viene en Marruecos.

ADEMÁS:

Alejandro Enrique presentó Isidro Casanova: de lo rural a lo urbano

“Yo fui a Mar del Plata con el cuerpo técnico de los varones, pero el técnico de las chicas no viajó y me hablaron para que me hiciera cargo”, explica Simón acerca de cómo se dio la chance de dirigir a las chicas letradas. “El primer partido perdimos 9-0 con Costa Rica, que luego salió campeón, y las volvimos a enfrentar en la final, volvimos a perder pero apenas por 2-1. En el primer partido casi no las conocía por eso el resultado fue la goleada, pero para la final ya habíamos tenido un poco más de trabajo y pudimos mejorar en lo táctico y estratégico. Si bien se perdió, al menos fue mucho más parejo”, rememora.

Ante el mal arranque admite que “me quería matar tras el 0-9 pero después se pararon mejor las chicas; trabajamos en que respetaran las posiciones y que no se fueran todas al ataque porque quedábamos muy mal parados. Al menos logramos un poco más de orden táctico, luego de que no habíamos tenido tiempo de trabajo a partir de que me hice cargo del equipo en Mar del Plata”, analiza el DT matancero.

Si bien se trató de una experiencia que abre un nuevo camino, lo cierto es que Simón Barilaro tuvo una etapa como DT en masculino. “Estuve en Lugano cuando me llevó Juan Aquino, que estaba en la primera, pero trabajé poco tiempo porque no me cerraban los tiempos y debí alejarme”, cuenta.

Sobre el trabajo realizado con las chicas en La Feliz, entiende que “no tuve mucho margen porque hubo pocos partidos, pero creo que acertamos el orden táctico. Así, a las costarricenses las pusimos nerviosas, que nos habían goleado en el primer partido. La final se esperaba que nos pasaran por arriba, pero salió de otro modo, de hecho nos ganaron en los últimos cinco minutos y mucho tuvo que ver la buena actitud de las chicas tras el 09, ya que en la final salieron con mentalidad ganadora”

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados