Una planta de cosméticos de Villa Lynch se sumó a otros stablecimientos que debieron bajar sus persianas, como una textil en la misma localidad.

E l reciente cierre de la planta Villa Lynch de la empresa de maquillajes y perfumes Tsú Cosméticos se sumó a la abultada lista de fábricas e industrias que debieron bajar su persiana en los últimos meses en la región, como consecuencia de la crisis económica que atraviesa el país por la brusca caída en el consumo, la apertura de importaciones, el tarifazo en los servicios y la falta de crédito para el sector.

El noroeste del conurbano se transformó en una de las zonas más afectadas por esta realidad. La pérdida de poder adquisitivo producto de la inflación provocó un enorme descenso en las ventas.

Despidos, suspensiones, recorte de turnos y vacaciones anticipadas fueron algunas de las postales que se repitieron durante todo el 2018, y lo que va del 2019.

Casi como una epidemia, la crisis se desparramó rápidamente por todos los distritos de la región. Y el impacto golpeó por igual a diferentes rubros de pequeñas y medianas industrias.

ADEMÁS:

Ni una Persona Más en la Calle brinda ayuda a los vecinos

Deudas y despidos

Tsú Cosméticos cerró su planta de Villa Lynch -partido de San Martín-, y se encuentra en un concurso preventivo, adeuda tres meses de sueldo y más de 150 trabajadores podrían perder su empleo.

En noviembre de 2018, la compañía ya había despedido a 30 empleados con el argumento de estar pasando una situación que afecta “severamente su solvencia financiera”.

También en Villa Lynch, la firma textil Sport Tech S.A. se declaró en quiebra, y los trabajadores tomaron la planta como medida de lucha por la preservación de sus 120 puestos de trabajo. La empresa adeuda sueldos, aguinaldos y bonos de fin de año.

El intendente de San Martín, Gabriel Katopodis aseguró: “Otra PyME que no pudo afrontar este brutal ajuste de Macri. Desde el Municipio estamos buscando cómo contenerlos y acompañarlos en esta gravísima situación”.

En Tres de Febrero, uno de los casos emblemáticos que reflejan la gravedad del panorama lo protagonizó Metalpar, la fábrica de carrocerías para colectivos más importante de la Argentina, que anunció el cierre de su plata de Loma Hermosa, dejando en la calle a unos 600 trabajadores, entre operarios y personal que se desempeñaba en tareas de limpieza, seguridad, comedor y mantenimiento.

Por su parte, la automotriz PSA -Peugeot y CitroÙn- definió suspender a 1000 operarios de su planta ubicada en Villa Bosch, donde se fabrican las utilitarias Partner y Berlingo, y los sedanes C4 Lounge, 308 y 408.

Al respecto, el diputado provincial de Unidad Ciudadana y vecino de Caseros, Juan Debandi, señaló que “es desesperante la situación que vive la industria en Tres de Febrero, con el cierre de Metalpar, la mayor planta de carrocerías del país. Al mismo tiempo, otra fábrica histórica de la zona, cómo es la planta de Peugeot, suspende más de 1000 trabajadores, recortando sueldos y prestaciones”.

En Morón, una de las empresas emblemas del distrito, la fábrica de motores para tractores Deutz AGCO cerró su planta de Haedo, dejando 70 trabajadores desocupados

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados