El Colectivo de Mujeres Feriantes de la Plaza de la Universidad de Morón solicitó a las autoridades municipales el permiso para finalizar las transacciones online.

El Colectivo de Mujeres Feriantes de la Plaza de la Universidad de Morón solicitó a las autoridades municipales el permiso para poder hacer entrega en la calle de sus ventas previamente pactadas con sus clientes a través de internet, al tiempo que reclamó el cese del hostigamiento policial hacia ese sector de trabajadores informales.

“Nuestros pocos ingresos se vieron seriamente afectados por la pandemia, y tratamos de continuar con nuestras ventas de forma on line. Lo único que pedimos es que nos dejen entregar nuestras ventas en la vía pública, no estamos hablando de armar nuestros puestos”, afirmaron las integrantes del grupo de vendedoras callejeras.

Iniciado el Aislamiento Social, Preventivo, y Obligatorio, las trabajadoras se vieron obligadas a realizar sus ventas a través de las redes sociales. Seguido a eso, se organizaron con el fin de entregar las ventas pactadas de forma virtual en la plaza de la UM, dos veces por semana, los martes y viernes. “La entrega en el espacio público resulta necesaria, tanto para las vendedoras como para los clientes, ya que nos evitamos el costo adicional del envío puerta a puerta”, subrayaron.

La semana pasada, una de las comerciantes populares de la Feria de la Plaza de la UMfue detenida junto a su nene de 10 años por la Policía, en el marco de un operativo para desalojar a las trabajadoras.La mujer estaba entregando las ventas que previamente había acordado por redes sociales.

Previo a ese episodio, las feriantes ya habían denunciado el hostigamiento policial durante los días de entrega de mercadería que realizan en la plaza del centro de Morón.

Como consecuencia de esto, el Colectivo de Mujeres Feriantes de la Plaza de la Universidad de Morón le envió una carta al intendente Lucas Ghi, con el objetivo de dialogar sobre la situación que atraviesan y ver la forma de regularizar su situación para seguir trabajando.

Al mismo tiempo, las vendedoras se manifestaron días atrás frente al palacio municipal para reclamar el fin del hostigamiento policial y el derecho a poder trabajar libremente. Tras la protesta, fueron recibidas por el presidente del Concejo Deliberante, Jorge Laviuzza, quien se comprometió a trasladar sus inquietudes al Ejecutivo.

“Queremos que nos dejen hacer nuestras entregas dos veces por semana, en una franja horaria del turno tarde, tomando todos los recaudos necesarios, cumpliendo el distanciamiento social, con uso de alcohol en gel, barbijo”, expresaron las feriantes.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados