Se presentó un plan integral para la formación de juveniles y fortificación de la mayor con perspectivas a 10 años, que incluye Futsal, Playa y Femenino. Tendrá evaluaciones periódicas y no se ajusta a ningún apellido.

El 2018 no resulta un año indistinto para la selección argentina. Puede ser recordado por varios aspectos, entre ellos que la AFA le pagó a tres técnicos entre salarios adeudados o indemnizaciones por despido; la oferta de conducción para un entrenador sin cartel que tomó la responsabilidad que ningún consagrado aceptó; y la adopción de un proyecto que reemplaza al último, presentado por César Luis Menotti en 1978.

Cuarenta años después del último proyecto, el que lo reemplazará cuenta con algunos aspectos innovadores y varias instancias de evaluación, antes de la definitiva que se realizará en 2028.

“El proyecto es institucional y debe ir más allá de las personas que lo implementan. Debe ser perdurable en el tiempo y en las formas”, consta en una de las primeras páginas de las 172 que completan el proyecto que tiene por propósito “ser la mejor Selección Nacional de Fútbol siendo reconocida mundialmente”.

Para ello crearán una comisión de selecciones nacionales de siete miembros: cinco directivos de AFA y dos entrenadores históricos. Será una suerte de consejo estructural y quien lo presida, actuará como secretario general.

Desde allí se velará por la “identidad futbolística”, una idea y estilo de juego similar en todas las selecciones nacionales. Las sub-13, sub-15, sub-17 y sub-20 “deben respetar principios futbolísticos comunes al proyecto”, explica el proyecto.

Por ello, el entrenador perderá injerencia en varios aspectos: el perfil elegido incluso para la selección mayor deberá responder a la idea que propone la secretaría de selecciones nacionales.

El informe señala “debilidades” de la selección y entre ellas se detalla la “necesidad de modernización en los sistemas de gestión”, “de comunicación interna” y de “unificar criterios y objetivos entre AFA y clubes”.

Entre los aspectos negativos, visibiliza el contexto de “inestabilidad económica” del país y la falta de “credibilidad social fundada a partir del pasado reciente”, es decir los vaivenes deportivos, cambios de entrenadores y demás etcéteras.

Cada paso, tendrá un sistema de seguimiento, ajuste y controles que serán cuatrimestrales o semestrales, según las áreas. La primera revisión será luego de la Copa América de Brasil del año próximo y al término de los campeonatos sudamericanos Sub-20 y Sub-17, también en 2019. El segundo gran examen, tras el mundial de Qatar 2022.

ADEMÁS:

-Planean ocho centros de desarrollo para juveniles

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados