Desde el Centro de Profesionales Farmacéuticos alertaron sobre el asunto. "Generan una falsa sensación de protección", dicen. Cómo evitar caer en la trampa

El director del Centro de Profesionales Farmacéuticos Argentinos (CeProFAr), Rubén Sajem, alertó sobre la venta de barbijos "no autorizados" a través de internet, los cuales "generan una falsa sensación de protección" y no son realmente eficientes para su uso.

"Nosotros (las farmacias) estamos pidiendo que se habiliten los canales legales que son las propias farmacias. Las avivadas vienen de internet y de gente inescrupulosa que venden productos que no están autorizados y a precios abusivos, ya que para ellos esto es una ganancia del momento", sostuvo Sajem.

Según detalló el director del CeProFAr, existen "vivos que venden en Mercado Libre, donde no se pueden vender barbijos" y aclaró que desde la citada plataforma de venta online "no se pueden no responsabilizar diciendo 'yo no sé porque lo vende otra empresa', ya que ellos colaboran y cobran una parte de eso".

"A Mercado Libre le tienen que regular eso, es un canal bueno para comprar algunas cosas, pero no podés vender cualquier cosa sin regulación", sostuvo en diálogo con Diario Popular, al tiempo que agregó: "No se trata de un mercado en negro, está todo a la vista. Yo entro a Mercado Libre y está. Por eso la Secretaria de Comercio debería actuar sobre esa empresa porque es una formadora de precios, también".

De esta manera, precisó Sajem, los barbijos autorizados están "categorizados como productos médicos, por lo que tienen que tener un número de certificado del establecimiento elaborador de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), que es el organismo oficial que tiene que certificar tanto al organismo elaborador como al importador y los canales de distribución deben estar habilitados, o sea que no se puede ofrecer un barbijo por internet".

"Por ejemplo, los barbijos de friselina están aprobados por ANMAT, pero son para personas que no tienen una alta exposición o que no están con un enfermo con el cual se pueda producir la aerosolización de partículas. Para un profesional de la salud que está en contacto con un paciente enfermo que tiene un respirador, no se usa cualquier barbijo, se usa uno especial. Es decir que hay diferentes categorías de barbijos aprobados, todo por el ANMAT, que sirven para distintas cosas", explicó.

Y continuó: "En las etiquetas, el ANMAT pone 'barbijo elaborado por tal establecimiento, director técnico fulano de tal, que es un profesional farmacéutico, y el número de autorización'. Con eso, cualquier usuario entra en la página del ANMAT y lo verifica".

Por este motivo, el director del CeProFAr insistió en comprar barbijos autorizados por vías oficiales, dado que los caseros son "peligrosos" y no garantizan una óptima protección.

"Es peligroso porque generan una falsa sensación de protección, además de que hay gente que no sabe cómo usarlos y descartarlos, porque llegan a la casa, lo agarran del lado exterior y ya tienen toda la mano contaminada", explayó.

En contraposición, detalló, en las farmacias "les explicamos los cuidados que requieren los barbijos, no es que se los damos y nada más. La gente te pregunta qué tipo es y para qué sirve. Si tiene que ver a alguna persona enferma, les explicamos cuáles les sirven y cuáles no".

"Los que se venden en la calle, internet o cualquier otro lado, es obvio que van a ser barbijos que no están autorizados", sostuvo Sajem, quien agregó: "quien los venda tiene que ser una farmacia o estar habilitado".

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados