Los episodios no paran de crecer y en el útimo año la cifra es preocupante, perpetrados a través de redes sociales, principalmente en WhatsApp, Facebook e Instagram.

El caso del policía asesinado a balazos en Ciudadela en el marco de una emboscada tras una compra "trucha" por Facebook nuevamente deja en evidencia esta problemática, que no para de crecer. De hecho, un estudio indica que en el último año se registraron más de 12.000 episodios de gravedad vinculados al negocio del comercio de bienes en redes sociales, con homicidios, robos con personas heridas y situaciones con damnificados que pierden grandes sumas de dinero.

El dato surge de una nueva Encuesta Mensual de Inseguridad (E.M.I.), desarrollada por la ONG Defendamos Buenos Aires con la asistencia del Estudio Miglino y Abogados; orientada especificamente a crímenes, estafas, robos, venta de objetos robados y fraudes de todo tipo perpetrados a través de redes sociales de WhatsApp, Facebook e Instagram; donde quedó acreditado el fuerte ascenso que registra en Argentina la criminalidad digital al igual que la impunidad de las bandas de hackers. "Para dar una idea entre marzo de 2020 y marzo de 2021 hubo 4.900 denuncias. Para pasar a 12.000 casos, incluídos 12 homicidios, entre marzo de 2021 y marzo de 2022 con un aumento que supera el 100 por ciento", se indicó.

"Hace solo dos días, un oficial subinspector de la Policía Federal Argentina, Guiliano Tierro, de 28 años, fue asesinado, luego de pactar la compra de un teléfono celular, a través del sitio Marketplace de Facebook. Es solo uno de los 12 mil delitos perpetrados a partir de la compra y venta de productos y servicios, pactados a través de las redes sociales de Facebook, Twitter, WhatsApp e Instagram", dijo Javier Miglino, abogado Especialista en Seguridad y Director de Defendamos Buenos Aires.

Tres millones de personas usan las redes sociales para el comercio minorista. "Tres millones de personas utilizan diariamente, los servicios de venta o de ofrecimientos de productos y servicios, presentes en las redes sociales de Facebook, Twitter, WhatsApp e Instagram. Ese verdadero océano de transacciones, permite todo tipo de fraudes e incluso crímenes como el del oficial Tierro. Hace tiempo que desde Defendamos Buenos Aires venimos alertando que la maniobra delictiva a través de ciberataques, se ha constituído en uno de los fraudes más replicados en los últimos doce meses. El modus operandi consiste en que el ciberdelincuente tiene información sobre las víctimas. La justicia está investigando a varias bandas para saber cómo obtienen la información; desde códigos QR falsos, hasta el robo de claves en cajeros automáticos, donde los delincuentes previamente han retirado las protecciones plásticas laterales que evitan que cámaras colocadas al efecto, puedan monitorear los números tipeados para ingresar a la cuenta. Mientras tanto, con todos los datos a la mano, plantean hacer depósitos en cuenta para luego pedir la devolución y cuando las personas les ofrecen sus datos bancarios, les vacían la cuenta en cuestión de segundos", dijo Miglino.

"Con solo revisar los sitios de venta y las ofertas en Facebook e Instagram, pueden hallarse desde costosos relojes de oro y acero hasta notebooks que son objetos robados", indicó el abogado.

El rol de aquellos que compran robado. "Si bien la información no está disponible en los sitios de venta por internet, es bueno que los compradores de productos robados sepan que pueden ser acusados del delito de participación criminal, con graves penas de prisión que establece el Código Penal argentino entre los artículos 45 y 49, lo que seguramente hará pensar a más de uno antes de cerrar una compra como las aludidas", concluyó Miglino.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados