Un informe pone de manifiesto que los chicos de entre 6 y 18 años, y los docentes, están muy desprotegidos a la hora de ir la escuela en la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano.

El caso del chico baleado en Ciudad Evita en los alrededores de la escuela es brutal, pero no se trata de un episodio aislado. Es que cada día se registran unos 2.000 robos padecidos por estudiantes y colegiales que ingresan o salen de las instituciones educativas, primarias o secundarias, en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano bonaerense.

El dato surge de una nueva Encuesta Mensual de Inseguridad, desarrollada por la ONG Defendamos Buenos Aires con la asistencia del Estudio Miglino y Abogados, y las cifran son del último año, es decir desde principios de agosto de 2021 a este momento.

"En el mismo lapso, nuestros chicos, de los niveles primario y secundario, sufrieron cuatro tentativas de homicidio y tres tentativas de violación. Incluso, a partir de los correos electrónicos, de padres y chicos que llegaron a Defendamos Buenos Aires, quedó acreditado que más de 10.000 chicos ya no quieren ir a la escuela por el miedo a ser robados", señaló el reporte.

"Joaquín es un nene de 12 años, que va a séptimo grado en una escuela primaria de Ciudad Evita en el Partido de La Matanza. Al bajar del colectivo que lo lleva a su casa, dos criminales le dispararon en la cabeza, con la excusa de robarle la mochila. Está internado en estado delicado y probablemente tendrá secuelas de por vida", describió el abogado Javier Miglino sobre el suceso que conmociona.

ADEMÁS: Malvinas Argentinas: 24 nuevas unidades de patrullas para Protección Ciudadana

Casos emblemáticos de ataques a docentes. "Hace unas semanas, un grupo de siete delincuentes asaltó a dos maestras que salían de dar clases en el barrio de Isidro Casanova. El robo piraña ocurrió en las calles Juan B. Justo y Andalgalá, del barrio San Carlos, de Isidro Casanova. Los ladrones siguieron a las mujeres una cuadra, hasta que llegaron a un rodado Volkswagen Gol Country rojo propiedad de una de las maestras. En ese momento comenzó el ataque, donde les arrebataron desde las billeteras y los teléfonos celulares a una notebook. Obtenido el botín, los siete criminales salieron disparados en distintas direcciones", dijo Miglino.

Las ‘zonas rojas’ del robo a docentes y estudiantes en Buenos Aires. "Las tres ‘zonas rojas’ para el robo a docentes, estudiantes, primarios y secundarios e incluso a los padres que van a buscar a sus hijos a la escuela en la Ciudad de Buenos Aires son: zona 1: Belgrano y Núñez, zona 2: Palermo. Zona 3: Recoleta y Barrio Norte. En la zona 1 hay más de 30 colegios, públicos y privados. Desde el Oxford High School a la escuela ORT de la colectividad judía. Esa situación la conocen los delincuentes que evitan robar a los chicos en la puerta del colegio porque padres, docentes y personal de seguridad pueden detenerlos, pero sí lo hacen y en bandas mixtas; en general conformadas por dos hombres y una mujer, a pocas cuadras de los establecimientos, cuando los chicos están llegando temprano por la mañana o cuando se retiran al mediodía o por la tarde. Mochilas, teléfonos celulares y el poco dinero que llevan los estudiantes son el magro botín que buscan los ladrones; sin reparar en el terrible daño psicológico y físico que hacen a los chicos que roban", dijo Miglino.

En Provincia de Buenos Aires. "Lo más peligroso para los estudiantes en Provincia de Buenos Aires es el viaje de ida y de vuelta. Tanto caminando, en bicicleta como en colectivo. Les roban cuando van a la escuela y cuando regresan. A veces incluso, los lastiman. Los barrios de Lomas de Zamora, Quilmes, Adrogué, San Justo, Ramos Mejía y Vicente López; son los más castigados por este tipo de robo calamitoso; que produce un daño desproporcionado en la víctima que no condice, ni siquiera mínimamente, con el lucro que puede llegar a conseguir el ladrón", dijo Miglino.

"Los chicos de entre 6 y 18 años están muy desprotegidos a la hora de ir la escuela y eso se está convirtiendo en tendencia, tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en el Conurbano bonaerense y la primer consecuencia es la deserción escolar, porque muchas chicas y chicos ya no quieren ir a la escuela porque se sienten inseguros y tienen miedo de que les pase algo malo, según ellos mismos le confesaron a los colaboradores de Defendamos Buenos Aires. Si querés denunciar una zona peligrosa para estudiantes, docentes y padres, podés enviarnos un correo con la dirección al correo: defendamosba@gmail.com Haremos el reclamo con absoluta reserva de identidad", concluyó Miglino.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados