El ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, mostró su preocupación por las irregularidades en el procedimiento policial que terminó con la vida del joven Lucas González.

El ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, criticó con dureza este viernes el accionar de los efectivos de la Policía de la Ciudad que protagonizaron un operativo el miércoles en Barracas en el que murió baleado Lucas González, un adolescente de 17 años, que viajaba en un auto junto a tres amigos a la salida de un entrenamiento en el club Barracas Central.

"Hay una ley en la Ciudad de Buenos Aires, la 5.685 artículo 85 específicamente, que impide hacer todo eso que hicieron: estaban en un auto no identificable, sin patentes (N. de la R.: sí tenía), tres personas de civil, siguieron a cuatro chicos que estaban en auto y pararon en un kiosco a comprar un jugo, venían de jugar al fútbol...", relató el ministro.

"Es inconcebible que haya un gesto de violencia institucional tan grande. Y quiero separar a estos tres personajes de lo que pueda significar la fuerza en sí misma porque sería injusto que uno generalice en esas cosas", aclaró Fernández, evitando politizar el lamentable hecho.

Barracas-tiroteo-01.jpg
El vehículo particular en el que se trasladaban los tres policías que le dispararon al auto donde viajaba Lucas González.

El vehículo particular en el que se trasladaban los tres policías que le dispararon al auto donde viajaba Lucas González.

No obstante añadió: "Pero estos personajes no es la primera vez que hacen este tipo de 'chanchadas' porque yo reconozco que uno de ellos, (Gabriel) Isassi de apellido, fue el que estuvo en Río Gallegos y que entró a la casa de la madre de Néstor Kirchner pateando los muebles, no me olvido de eso".

"La situación en la que nos encontramos es terrible, al chico no lo tenemos más, es inconcebible lo que sucedió porque mientras iban saliendo los partes, decían que dos fueron detenidos y uno se dio a la fuga. ¡Se fue a su casa! Fue a buscar a su papá y su papá lo llevó de la mano a la comisaría, se tuvieron que comer una noche en un Instituto de Menores, es inconcebible", agregó el funcionario.

Nissan-Tiida-champagne-02.jpg
El Nissan que usaba la Policía de la Ciudad carecía de identificación pero tenía su chapa patente.

El Nissan que usaba la Policía de la Ciudad carecía de identificación pero tenía su chapa patente.

En otro pasaje de la entrevista, Aníbal Fernández se refirió al concepto de "mano dura o mano blanda" y puntualizó: "Ninguna de las dos, cumplí la ley. Y si cuando uno cumple la ley, está en persecución de determinado delincuente, se enfrenta, las Fuerzas tendrán las razones para cumplir con ello. Y si las consecuencias fueran desagradables, también tendrán razones y razones para explicarlo, pero no esto que nos está pasando".

ADEMÁS: "Parecían chorros, no policías", dijo uno de los chicos que iba en el auto

El funcionario nacional insistió en que "este caso es un caso muy paradigmático que lo va a tener que resolver la Ciudad porque está plagado de complicaciones: un auto que no es un auto de las Fuerzas, sin patente (sic), con personas de civil, actuando de forma extraña sin ningún tipo de explicación sensata, de qué era lo que estaban llevando a la práctica en ese momento, agrediendo a los chicos en el auto a una hora de la mañana..."

Si bien confirmó que no habló con Marcelo D'Alessandro, ministro de Justicia y Seguridad del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Fernández adelantó que "cuando tenga oportunidad hablaré con D'Alessandro, si podemos hacer cosas juntos para colaborar en este tema lo haremos, pero esta gente, nunca más".

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados