El fiscal Pablo Socca presentó conversaciones entre Mariana Ortigala y Matías Edery, uno de los principales investigadores dedicados a perseguir a la banda criminal.

Este miércoles por la mañana se conoció una fuerte acusación contra el fiscal Matías Edery durante una audiencia en la que están imputados Máximo Ariel “Guille” Cantero -jefe de “Los Monos” y ocho personas más por haber intentado extorsionar al dueño de una agencia de loterías.

Pablo Socca, uno de los fiscales a cargo de la investigación, mostró evidencias que comprometen al funcionario del Ministerio Público de la Acusación. Se trata del contenido de uno de los celulares secuestrados a Mariana Ortigala, una mujer que está detenida desde la semana pasada, acusada de ser testaferro de la banda narco.

Los mensajes que habrían intercambiado por WhatsApp el fiscal de la Agencia de Delitos Complejos y Crimen Organizado con Ortigala dejarían expuesto que Edery ocultó información sobre un atentado a balazos que cometieron “Los Monos”.

En una de las conversaciones, la mujer le contaba al fiscal que “Guille” (Cantero) tenía tres teléfonos en la cárcel y que usaba uno para hablar con ellos y otro para hablar con “los sicarios”. Mientras que el fiscal le hablaba sobre escuchas de Esteban Alvarado, un hombre con el que la acusada estuvo asociado anteriormente.

Ortigala llegó a contarle a Edery que conocía a quién había tiroteado un comercio ubicado entre las calles Mendoza y Mendoza, en el marco de una extorsión. La causa era investigada por el fiscal Federico Rébola, de la unidad que investiga balaceras, a quien -según Socca- “nunca le llegó la información”.

ADEMÁS: Condenaron a prisión perpetua a un exjugador de San Lorenzo

En su acusación, el fiscal dio a entender de que su colega no brindó datos que eran de interés para el esclarecimiento de un hecho. También mostró conversaciones que delatarían un “vínculo sentimental” entre Edery y una de las imputadas en la causa.

Entre las tantas capturas que se mostraron durante la audiencia, también se conoció un diálogo entre Ortigala y un hombre privado de la libertad, donde le avisaban que la Fiscalía iba a allanar un domicilio vinculado a sus actividades delictivas.

Ortigala tiene una larga historia en el hampa rosarina. Fue testigo clave en el juicio contra el jefe narco Esteban Lindor Alvarado, enemigo histórico de Cantero y Los Monos. A la mujer la intentaron matar en marzo de 2020, cuando sobrevivió a una emboscada de sicarios vinculados a Alvarado. Tras recuperarse de los disparos que recibió, declaró en el juicio en el que Alvarado recibió la pena de prisión perpetua.

En marzo del año pasado, Horacio Lucchini, director de Análisis Criminal Estratégico del Ministerio de Seguridad de Santa Fe renunció después de haber sido mencionado públicamente por Ortigala por supuestamente ofrecerle beneficios en la cárcel a Cantero a cambio de que baje el nivel de violencia de su banda en Rosario.

Ortigala no es la única jugadora clave del clan Cantero que fue arrestada el lunes. La Policía de Santa Fe también detuvo a Daiana Leguizamón, sospechada de ser la articuladora de las comunicaciones de Cantero desde Marcos Paz. Al ver a la Policía llegar, se tragó un chip de teléfono

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados