Para especialistas, el triple crimen en Boulogne, se enmarca en el drama de los narco homicidios a causa de disputas territoriales, venganzas, o ejecución de deudores, que se llevan cinco vidas por día.

Los investigadores de la muerte a balazos de tres hombres con antecedentes penales en la localidad bonaerense de Boulogne creen que el enfrentamiento fue entre las propias víctimas y que no fueron atacados por otra banda, aunque el trasfondo de la venta de drogas es la principal hipótesis. Así, el caso es paradigmático del drama de los narco homicidios a causa de disputas territoriales, venganzas, ajustes de cuenta o ejecución de deudores, que se llevan cinco vidas por día.

Acerca del lamentable fenómeno, Claudio Izaguirre, presidente de la Asociación Antidrogas de la República Argentina (AARA) explicó que "venimos padeciendo un crecimiento de cantidad de narco homicidios, llegando a una cifra promedio de cinco cada jornada, por causas ligadas a la venta y consumo de estupefacientes, ya sea a instancias de grupos que pretenden dominar mayor territorio, ejecutando venganzas en auténticas guerras de bandas y se debe sumar a las víctimas que son asesinadas porque deben dinero, entre otras causas".

Acerca del caso de Boulogne, si bien los pesquisas no descartaban ninguna hipótesis. La agencia Télam informó que la principal línea investigativa era la de un tiroteo entre A.M.S. (19), M.E.G.(20) y R.J.L.D. (35) que culminó con la muerte de los tres jóvenes.

Además, una de las armas de fuego usada en el enfrentamiento desapareció tras el tumulto que se originó después de los asesinatos y otra fue hallada en una vivienda cercana.

El hecho ocurrió el sábado por la madrugada en la esquina de las calles Comandante Luis Piedrabuena y Pasaje al 700, en el denominado Barrio Obrero de Boulogne, partido de San Isidro, en el norte del Gran Buenos Aires.

Se sabe que que dos de las vpictimas llegaron a bordo de una moto marca Rowser color verde y negro sin patente, en la que se trasladaban y que tenía pedido de secuestro desde el 26 de diciembre pasado por orden de la comisaría 6ta. de Carapachay. En ese momento, los ocupantes del vehículo interceptaron a otro sujeto, quien vivía a una cuadra del lugar y se originó un enfrentamiento.

A raíz del tiroteo, los tres hombres -todos domiciliados en Boulogne- resultaron gravemente heridos y la policía fue alertada a través del 911.

Al llegar, los efectivos comprobaron que uno estaba fallecido tras haber recibido al menos un balazo en la cabeza y otro en el tórax, al costado de la moto en la que había llegado manejando junto con su cómplice.

Por su parte, los otros dos sujetos fueron trasladados con vida al hospital de Boulogne, donde finalmente murieron a raíz de las heridas de arma de fuego recibidas. En un primer momento, los investigadores sospecharon que los jóvenes fueron asesinados producto de una pelea entre bandas que se disputaban el territorio para la venta de drogas.

Es que uno de los muertos tenía una causa por infracción a la Ley de drogas del 29 de noviembre de 2018; mientras que otro estuvo imputado por el mismo delito en septiembre de 2012 y diciembre de 2013, cuando también fue acusado por resistencia a la autoridad.

En tanto la tercera víctima estaba imputado por el delito de tenencia de estupefacientes para la comercialización, causa por la que iba a juicio oral a partir del 11 de febrero próximo, en un expediente tramitado por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Especializada de Drogas del Departamento Judicial de San Isidro

Sin embargo, la pesquisa se orientó luego en que los tres se enfrentaron entre sí y que no hubo otras personas involucradas, aunque no descartaban un problema entre ellos vinculado a la venta de estupefacientes. ‘Hasta el momento y de acuerdo a los elementos reunidos esa es la hipótesis principal, hay que tener en cuenta que en la zona no hay cámaras de seguridad’, dijoun vocero.

Por su parte, tras el triple crimen efectivos de la comisaría 8va. de Villa Adelina, a partir de testimonios de vecinos recabados en el lugar, allanaron de urgencia una vivienda frente al lugar donde ocurrieron los disparos, y hallaron una pistola Bersa calibre 9 milímetros, que habría sido sustraída por algún vecino y luego descartada, añadieron las fuentes.

El hecho es investigado por el fiscal Facundo Osores Soler, a cargo de la UFI Descentralizada de Boulogne, que dispuso una serie de medidas tendientes a establecer las causas del tiroteo.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados