Dos años de prisión en suspenso recibieron cuatro funcionarios del Servicio Penitenciario Federal por las muertes de dos reclusos, ocurridas tras el incendio de una celda de aislamiento en el penal de Villa Devoto.

Cuatro funcionarios del Servicio Penitenciario Federal fueron condenados a penas de solo dos años de prisión en suspenso, al ser hallados culpables del delito de “homicidio culposo”, por un episodio ocurrido en mayo de 2011 en la unidad penal del barrio porteño de Villa Devoto, cuando tras el incendio de una celda de aislamiento, un recluso falleció por las quemaduras sufridas y otro interno perdió la vida por asfixia. Si bien el fallo fue el resultado de un acuerdo entre partes, del que participaron la Fiscalía y los defensores de los imputados, se destaca que es la “única sentencia” contra guardiacárceles por hechos de estas características que se dio “en los últimos tiempos” y la primera en que la Procuración Penitenciaria de la Nación (PPN) actuó como querellante.

Según el veredicto del Tribunal Oral Criminal Nro. 4 de la ciudad de Buenos Aires, la condena recayó sobre los acusados (cuya identidad no trascendió) por “homicidio culposo agravado por la cantidad de víctimas”, tras homologarse el acuerdo pactado entre el fiscal Marcelo Saint Jean y las defensas particulares de los imputados, arribándose a la pena de dos años de prisión en suspenso.

“El caso resulta emblemático por tratarse de la única condena contra funcionarios del Servicio Penitenciario Federal, por la muerte de personas detenidas, recaída en los años recientes. Además, el castigo abarcó a la totalidad de la estructura penitenciaria del establecimiento, condenando desde el celador a cargo de la supervisión directa de las víctimas hasta su director, al reconocer violaciones específicas a sus deberes de custodia antes, durante y con posterioridad al incendio”, enfatizó la PPN, mediante un comunicado de prensa.

LEA MÁS:

El caso que dio lugar al proceso se registró el 31 de mayo de 2011, en horas de la madrugada, cuando se incendió una celda de aislamiento individual (de las que en la jerga carcelaria se denominan “buzón”) recubierta con material acolchonado no ignífugo. El preso que estaba alojado allí falleció consecuencia de las graves quemaduras padecidas, mientras que los gases tóxicos del humo provocaron la muerte de un segundo interno, que estaba recluido en un compartimiento contiguo.

“El incendio solo fue posible por el negligente procedimiento de requisa efectuado sobre uno de los detenidos, al momento de aislarlo. El irregular aislamiento dispuesto sobre la segunda de las víctimas, un joven español, de 19 años, generó su ubicación en el lugar de los hechos al momento de la tragedia. Si el deficiente estado de habitabilidad y seguridad del sector resultó el contexto en el cual el incendio se volvió fatal, la ausencia de agentes penitenciarios supervisando directamente el lugar provocó las demoras en el auxilio que acabaron por configurar el cuadro de responsabilidades”, se enfatizó.

Además, se hizo hincapié en que “luego de una instrucción que se extendió por tres años, la causa permaneció en el Tribunal por tres años y ocho meses más a la espera de la celebración del juicio oral, en un tiempo consumido principalmente en la resolución de un recurso de casación y el rechazo de una solicitud de suspensión del juicio a prueba”.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados