Ana María Alurralde estaba desaparecida desde el viernes. La encontraron muerta en su auto, en un descampado de la ciudad de Santa Fe. Quedó detenida su pareja, un jubilado de 66 años

El cadáver de la hermana de un juez federal de la ciudad de Reconquista que estaba desaparecida desde el pasado viernes fue encontrado en un descampado en el límite norte de la ciudad de Santa Fe y por el hecho quedó detenida su pareja, un jubilado de 66 años que había sido demorado como sospechoso por este nuevo femicidio que conmueve a la provincia.

Ana María Alurralde, de 57 años, fue hallada sin vida, ayer alrededor de las 14, a pocos metros de su auto, un Volkswagen Gol y según trascendió habría sido asesinada por asfixia. Se supo que tenía una bolsa en la cabeza, pero no tenía otras marcas de violencia en el cuerpo tales como orificios de bala o cortes producto de puñaladas.

La fiscal Ana Laura Gioria, a cargo de la investigación del caso, ordenó la autopsia para determinar la mecánica de la muerte y que se convierta en detención, la aprehensión de su pareja, de quien no se difundió su identidad, en una habitual práctica con los femicidas.

La mujer es hermana del juez federal de Reconquista, Aldo Alurralde, y tras no tener noticias de ella, se había radicado una denuncia por "averiguación de paradero", ya que fue vista por última vez durante la mañana del pasado viernes en su domicilio de la ciudad de Santa Fe y que, supuestamente, se dirigía a realizar un trámite para la venta de una propiedad.

El ahora aprendido fue quien se presentó en la comisaría 6ª de Santa Fe para formular una exposición civil sobre la desaparición de la mujer y entonces se dio intervención, en principio, a la fiscal Bárbara Ilera, titular de la Unidad Especial de Violencia de Género, Familiar y Sexual, quien ordenó las diligencias de rutina para estos casos. Sin embargo, con el correr de las horas y a raíz de diversos elementos que fueron surgiendo de la investigación, el expediente fue derivado a la Fiscalía de Homicidios y el hombre demorado de inmediato.

De acuerdo a lo indicado, Ana María Alurralde dejó una nota escrita en la que informaba a su marido acerca de sus tareas, entre éstas, que iba a mostrar la vivienda que habitó su madre fallecida, la cual tenía a la venta. En ese contexto, se presume que salió en su auto, un VW Gol de color gris, pero no regresó a su domicilio, ni fue vista por sus familiares.

En principio, se creyó que la desaparición de la mujer podría tener alguna relación con la actividad de su hermano, el juez federal quien en el último tiempo recibió amenazas presuntamente vinculadas a su actuación contra bandas narcos que operan en el norte de la provincia de Santa Fe. Al respecto, se supo que el 7 de agosto pasado, el magistrado encontró un gorrión muerto y aplastado sobre su computadora de su despacho, en un episodio que consideró "un mensaje mafioso".

No obstante, la posibilidad de una venganza contra el juez Aldo Alurralde fue quedando descartada, a partir de los elementos que se fueron sumando en la investigación por la desaparición de su hermana y todo terminó apuntando a su concubino y a la posibilidad de un femicidio, debido a que entró en contradicciones en su relato de las horas posteriores a la desaparición de su pareja.

ADEMÁS:

Procesaron a los efectivos por la muerte del remisero

Almagro: un ladrón muerto y otro herido tras tirotearse con un subcomisario

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados