Luego de que un matrimonio de jubilados fuese asaltado y salvajemente golpeado por delincuentes que ingresaron a su hogar en la localidad bonaerense de Luis Guillón, un informe reveló que, desde el 20 de marzo hasta el 10 de noviembre, se produjeron 1.300 robos a jubilados en AMBA, de los cuales el 90 por ciento se llevó a cabo en las viviendas de las víctimas.

Aquellos datos fueron dados a conocer mediante una nueva Encuesta Mensual sobre Inseguridad (EMI) realizada por la ONG Defendamos Buenos Aires -con la asistencia del Estudio Miglino y Abogados-, la cual hizo hincapié en la alarmante ola de asaltos que sufrieron las personas de edad avanzada durante la cuarentena obligatoria y que parece continuar en épocas de distanciamiento social.

Según el informe, se acreditó que, "entre el 20 de marzo de 2020, cuando arrancó la cuarentena, y el 10 de noviembre de 2020, hubo 1.300 robos a jubilados", de los cuales "el 90 por ciento fue dentro de sus propias casas y un 10 por ciento en la vía pública, en Capital Federal y provincia de Buenos Aires".

"Los ladrones están mucho más agresivos y pasaron de la entradera al ingreso violento, rompiendo puertas a su paso y sabiendo que en el interior están los propietarios. Además, los robos se multiplicaron", comenzó Javier Miglino, director de Defendamos Buenos Aires.

Y continuó: "Para dar una idea, en el lapso del 20 de marzo hasta el 10 de noviembre de 2019 habíamos contabilizado 990 robos a jubilados en Capital y Provincia. Y ahora hablamos de 1.300, lo que acredita que hubo un aumento del 30 por ciento en el número de crímenes en un año".

Bajo esta línea, Miglino explicó que "los robos en hogares de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano durante la pandemia se vienen extendiendo a un ritmo vertiginoso, sobre todo a partir del mes de octubre, cuando se produjo una sensible baja de los efectivos policiales y de otras fuerzas a ambos lados de la avenida General Paz".

"El objetivo de los criminales que actúan en banda siempre es el mismo: desvalijar las viviendas de los ancianos, llevándose la mayor cantidad de objetos de valor o dinero que los damnificados tengan como ahorros o reservas. Acto seguido, cargan todo en un móvil para repartirse el botín y planear un nuevo asalto. De ese modo, en Capital Federal y provincia de Buenos Aires, la gente está a la buena de Dios porque su casa ya no es su refugio", agregó.

Finalmente, el director de la citada ONG se refirió al caso de los jubilados de Luis Guillón, quienes, en la mañana del lunes, fueron víctimas de un brutal asalto cuando Gerardo, de 83 años, fue sorprendido en el comedor de su casa por los malvivientes que entraron por la parte trasera de su casa.

"En el caso del último robo en Luis Guillón, Nelly, de 72 años, y su marido Gerardo apenas vivieron para contarla y terminaron con los ojos morados y la cara lastimada, además de golpes en todo el cuerpo, lo que demuestra que nuestros queridos ancianos están a merced de verdaderas bandas de perros salvajes", concluyó.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados