Embed

En el mensaje, la madre de Abril desea que la partida de su hija no haya sido en vano y que sea el puntapié para cambiar este sistema tan perverso de la “Justicia Argentina”.

La carta está firmada por Laura, el papá de Abril y su hermana menor, quienes agradecen el apoyo de su familia, amigos y compañeros de trabajo en este momento tan difícil. También le dedica una mención especial al personal del Hospital San Roque de Gonnet y al Hospital de Niños Sor María por haber hecho todo lo posible por salvar a Abril.

La carta completa

Te quedó tanto camino por recorrer, que no entendemos el porqué. Es tan indescriptible el dolor que sentimos por no tenerte a nuestro lado “Abucha”. Solo nos queda recordarte como eras: una personita DULCE, SIEMPRE SONRIENTE, COMPINCHE, CÓMPLICE, DIVERTIDA, SERVICIAL, CON TUS ALOCADAS OCURRENCIAS Y DICHOS, TAN ESPECIAL, TAN ÚNICA, UN SER DE LUZ, UN ÁNGEL, NUESTRO ÁNGEL.

Pudimos, afortunadamente, disfrutarte en estos maravillosos doce añitos en los que nos enseñaste tantas cosas como papás. Compartimos todos tus logros y tus ganas de vivir, escucharte tocar el piano y cantar con esa vocecita tierna, verte bailar esas coreos que tanto te gustaban frente a la pantalla, dramatizar esos personajes que tan bien te salían y nos hacían morir de risa, hacer piruetas entre colchonetas, vigas y paralelas con las cuales estabas fascinada y muchísimos hermosos e inolvidables momentos que permanecerán en nosotros hasta el último día de nuestras vidas. Supiste cosechar a través de tu SIMPLEZA Y DULZURA el AMOR de todos los que tuvimos el placer de conocerte.

Queremos agradecer profundamente el apoyo constante que tanto estamos necesitando en este difícil momento que nos toca vivir: a NUESTRA FAMILIA, AMIGOS, COMPAÑEROS DE TRABAJO, PERSONAS QUE FORMARON Y FORMAN PARTE DE NUESTRAS VIDAS Y OTRAS QUE NI SIQUIERA CONOCEMOS Y QUE NOS ACOMPAÑAN CON SUS CÁLIDOS MENSAJES. También, al personal del Hospital San Roque de Gonnet y del Hospital de Niños Sor María Ludovica por haber hecho hasta lo imposible por nuestra hijita. Y a todo el personal que está a nuestro lado, pertenecientes al Ministerio de Seguridad y al Ministerio de Justicia.

Deseamos que la partida de nuestra pequeña no haya sido en vano y sea el puntapié para cambiar este sistema tan perverso de la “Justicia Argentina”. Quisiéramos estar presentes físicamente este lunes 13 de noviembre, pero los acompañaremos a través de estas palabras pidiendo JUSTICIA POR NUESTRA PRINCESA. Estamos tratando de buscar la manera de aliviar este inmenso dolor y es por ello que les pedimos que nos comprendan y puedan respetar nuestra decisión. ABRILETA, TE AMAMOS y sabemos que nos vas a proteger desde donde estés. ¡TE EXTRAÑAMOS MUCHO! ¡VUELA ALTO PEQUEÑA! MAMÁ, PAPÁ Y TU HERMANITA.

Aparecen en esta nota: