El abogado Fabián Améndola contó que la fiscalía investiga la participación de un sospechoso número 11, y la conducta de esta persona despierta dudas tras analizar los videos e imágenes fotográficas. Ahora, surgió la figura de otro joven

Un joven podría convertirse en el sospechoso 12 para la investigación por el asesinato de Fernando Báez Sosa, en el marco de un dato que emerge del minucioso análisis que realiza la justicia para reconstruir lo sucedido en la puerta del boliche de Villa Gesell, y que se suma al sujeto 11, también observado como un posible participante del homicidio.

Tal como se informó ayer, el abogado Fabián Améndola contó que la fiscalía investiga la participación de un sospechoso número 11, y la conducta de esta persona despierta dudas tras analizar los videos e imágenes fotográficas. Ahora, surgió que otro joven también está en una situación similar. Los nombres de ambos no se conocieron, como tampoco datos que los relacionen con los rugbiers imputados.

Améndola había explicado que la fiscal se encontraba investigando la participación de un joven que fue mencionado por los rugbiers en los mensajes de WhatsApp analizados y que aparecería en las cámaras de seguridad de las calles cercanas a la puerta del boliche.

"En los videos aparece un sujeto que no es ninguno de los diez imputados. Para nosotros es probable que haya una persona más, pero es materia de investigación. En los videos estaba vestido todo de negro. En los chats lo mencionan por su apodo. Claramente integraba el grupo y cumplía el mismo rol que el resto", comentó el letrado.

En sintonía, Burlando, otro de los abogados de la familia del joven asesinado, confirmó: "Estamos apuntando a dos personas más".

Así, uno de estos sujetos sería justamente el sospechoso 12, que cumple con algunas características que lo ubican como posible integrante del grupo que terminó con la vida de Báez Sosa.

"Lo que creemos es que, además de los 10 imputados, que aparecen los videos de seguridad, pero también en filmaciones de personas que estaban en la zona, hay dos sujetos cuyos movimientos son realmente llamativos. Hay un tercero que también es observado, pero por el momento son los primeros dos quienes podrían tener alguna complicación si avanza la investigación", se indicó.

"Final trágico de una escalada delictiva"

El abogado de la familia de Fernando Báez Sosa consideró que el crimen "no fue un hecho aislado", sino "el final trágico" de una "escalada delictiva", por lo que pretende que eso sea evaluado por el juez al momento de dictar las prisiones preventivas de los rugbiers acusados.

"Entendemos que este hecho no es un hecho aislado, sino el final de una escalada de hechos similares que, si bien no han terminado en tragedia, han dejado otras víctimas en el camino. Queremos llevar esa información a la causa para que sea evaluada", expresó el letrado Fabián Améndola, quien junto a Fernando Burlando representan a la familia de la víctima como particular damnificada.

"No es una casualidad ni una mala jugada del destino, sino una escalada delictiva que tiene un final trágico", agregó el abogado, tras lo cual consideró que eso "va de la mano con el desprecio total por la vida que tienen los imputados".

Sobre la acusación realizada por la fiscal Verónica Zamboni, contra los rugbiers y la posición a adoptar hoy en la audiencia que las partes tendrán con el juez de Garantías, Améndola dijo: "La descripción y la calificación de los hechos puede mutar", pero que ahora lo importante es que el magistrado "tenga los elementos necesarios" para resolver.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados