La audiencia comenzará a las 10 en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de Morón con la exposición de los abogados de la familia de la víctima, Fernando Burlando y Fabián Améndola.

El jueves pasado, uno de los fiscales de juicio, Mario Ferrario, pidió al comenzar la roda de alegatos que se condene a prisión perpetua a Hugo Bermúdez (45) y a Leonardo Jara (37), y a ocho años de cárcel a Fabián Gómez (45).

Para el fiscal, los dos primeros acusados fueron coautores de “privación ilegal de la libertad coactiva seguida de muerte” y el tercero fue partícipe secundario del secuestro a la niña. Otro de los fiscales, Pablo Galarza, dio por acreditado que el 22 de agosto de 2011 Candela “fue sustraída por tres sujetos en una camioneta Ford EcoSport negra” y que estuvo cautiva algunos días en la localidad de San Martín y luego la trasladaron a Villa Tesei.

Allí, primero la mantuvieron secuestrada en una vivienda de la calle Kiernan 992, conocida por la prensa como “la casa rosa”, durante un breve lapso y después la llevaron a otra propiedad de Cellini 2085 que estaba abandonada.

Según Galarza, entre las 20.30 del 29 de agosto y las 8.30 del 30 del día siguiente, Bermúdez “abusó sexualmente de la niña con un elemento duro por vía anal y la sofocó” tapándole la nariz y la boca mientras la sostenía desde atrás.

El fiscal aclaró que no iba a pedir al tribunal el cambio de carátula para evitar nulidades, pero remarcó que a su entender quedó probado que hubo un abuso antes del crimen. Sobre el tiempo que la nena llevó secuestrada sin ser hallada, manifestó que está acreditado que “hubo tratativas paralelas y clandestinas” entre el superintendente de Zona Oeste, Roberto Castronuovo, el informante policial Héctor “Topo” Moreyra (50) y los acusados para que liberaran a la nena, pero que ello finalmente no ocurrió.

Respecto de Jara, afirmó que realizó el llamado extorsivo a la familia de Candela mientras estaba cautiva y sostuvo que “su suerte está echada por las pericias de voz” efectuadas por Gendarmería; agregó que fue condenado por un hecho similar en Mercedes.

A Gómez, el fiscal lo situó en la casa de Kiernan por dichos de un vecino que lo vio allí cuatro días antes del hallazgo del cuerpo de Candela. Para dar probado que la niña estuvo en la vivienda de Cellini, Galarza dijo que allí se encontraron algunas prendas quemadas de la víctima y un esmalte de uñas rosa que la madre dijo que le pertenecía.

Por su parte, el tercer fiscal que interviene en el debate, Antonio Ferreras, dijo que se halló ADN de la nena en un bol y en una taza de la casa Kiernan y de Bermúdez en un palo de madera de la casa de Cellini y dentro de una taza que se encontraba en la vivienda de la ex concubina de Jara, lo que prueba la vinculación entre ambos.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados