El pequeño de casi tres años murió en el Hospital Municipal de Salliqueló. Desde entonces, su mamá no se detiene en su objetivo de que la Justicia reconozca que existió negligencia y encubrimiento

Benicio tenía casi tres añitos, vivía en la ciudad bonaerense de Salliqueló y pasaba sus horas entre el jardín de infantes, juegos y el amor de su madre, una mujer que superó un cáncer y pudo cumplir con su sueño de tener un hijo, a pesar de una serie de dificultades en su estado de salud. El pequeño comenzó con un malestar general, sin apetito, con picos de fiebre y decaimiento, que derivó en consultas durante varios días en el hospital municipal con diagnósticos preventivos y la respuesta de ‘algo está incubando, hay que esperar’, hasta que en la noche del 17 de agosto de 2019 entró en un cuadro de convulsiones y en medio de la atención de los médicos, se produjo su fallecimiento por meningitis.

Melisa Agustina Etchezar, la mamá del nene es licenciada en Psicología y trabaja en el servicio de Salud Mental de ese mismo hospital, pero tras el fallecimiento de su hijo no duda en afirmar que se trató de un caso de ‘mala praxis’. Ya constituida como particular damnificada en la causa que tramita ante un Juzgado de Trenque Lauquen, con la médica Leticia Martín como imputada por su presunto accionar negligente y la Municipalidad de Salliqueló en su carácter de responsable por ser autoridad de aplicación, la mujer aguarda que el expediente se reactive, luego de haber prestado declaración recién en el pasado mes de enero.

Si bien el caso por la muerte de Benicio por una meningococcemia, a la que considera como ‘evitable, si se lo hubiera atendido como corresponde’, es aún materia de investigación en medio de la clásica demora de la burocracia judicial, Melisa Etchezar sostiene, en diálogo con POPULAR, que ‘en estos tiempos de la pandemia por el coronavirus, la sociedad ve a los médicos como héroes que están salvando vidas, pero hay otros que son verdaderos asesinos con guardapolvo blanco, tanto por su falta de capacitación, como por su negligencia o quienes avalan sus errores, hasta pretendiendo encubrirlos’.

A pesar de su lucha individual, se permite creer que "también se puede crecer desde el dolor, sin odio, ni resentimiento, pero sin dejar de pedir justicia’ y una vez superado ese primer momento del shock por la repentina pérdida, pero con el duelo a cuestas, ‘me puse en contacto con otros padres que atravesaron una situación similar a la mía".

‘Mi nene estuvo una semana con un montón de síntomas, lo vieron tres veces en el hospital y solo me decían que estaba incubando algo, que me quedara tranquila. Hasta que esa noche convulsionó y ahí me di cuenta por su rigidez en el cuello que era una meningitis. Yo tuve esa enfermedad, después de superar un cáncer, entonces grité a los médicos que estaba pasando eso, pero aplicaron la medicación a último momento, hicieron todo mal y Benicio murió. Mejor dicho, a Benicio lo dejaron morir’, rememora Melisa Etchezar.

Tras el fallecimiento del niño, se puso en marcha un sumario interno para determinar las responsabilidades del personal de salud por parte de la Municipalidad de Salliqueló. ‘Recién en noviembre, dos meses después dieron una respuesta inaceptable, como que el intendente (Jorge Hernández, que fue por su reelección por Juntos x el Cambio y perdió en las elecciones con el vecinalista Juan Miguel Nosetti), no estaba al tanto de lo sucedido y entonces, mintieron’, señala la denunciante, quien con el patrocinio del abogado Roberto Bigliani está presentada como querellante en la causa que tramita en un Juzgado de Trenque Lauquen.

Mientras la médica denunciada continúa desempeñándose en el mencionado hospital, esta madre afirma que ‘a mi hijo nadie me lo va a devolver, pero pido que esto no vuelva a pasar. La mala praxis es también una especie de pandemia, como lo marcan las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud. Somos víctimas como familia, ya que Benicio era quien le daba sentido de mi vida, me lo mataron y ahora todos se lavan las manos’.

Al repasar lo sucedido, Melisa Etchezar puntualizó que ‘lo llevó a mi hijo al hospital por que tuvo un pico de fiebre, me decía que le dolía la panza y la cabeza, solo tomaba líquidos y no quería comer. Una médica de guardia me receta un antitérmico, pues lo revisó y concluyó en que estaba incubando algo. Los días pasaban y veía que no mejoraba, su pedíatra no estaba en el pueblo, lo vuelvo a llevar al hospital, ahora presentando una erupción en una oreja, le aplican un corticoide, pero el cuadro general continuaba igual’.

En referencia al fatal desenlace, la madre de Benicio detalló que ‘mientras me indicaban que iba a estar unos días así y yo les decía que estaba casi sin comer, esa noche convulsionó, lo llevaron en una ambulancia que no tenía los elementos indispensables y una vez en el hospital, veía que no sabían que hacer, iban y venían, ante mis gritos de que tenía meningitis, porque reconocía los síntomas por haber tenido esa enfermedad. Me respondían que lo tenían compensado y que era necesario llevarlo a Trenque Lauquén para una mejor atención, pero al rato, vienen a decirme que ‘lamentablemente’ había fallecido’.

‘Todo este pasó hace casi nueve meses, pero poco se sabe, porque sucedió en Salliqueló, un pueblo de 12.000 habitantes y siento la necesidad de visibilizar este caso de mala praxis. Mi hijo murió por no recibir una atención adecuada, ya que no hubo ningún protocolo de actuación, ni un diagnóstico ante un cuadro de meningitis. Un nene de menos de tres años que fallece por la inacción y la inoperancia de los médicos’, concluyó.

Un proyecto de ley al Congreso para humanizar la salud

Seguir adelante, pese al dolor permanente. Agruparse para aunar esfuerzos y elaborar una iniciativa para que ‘a nadie más le pase esto que me pasó’. A pocos meses de la muerte de su hijo Benicio, Melisa Etchezar se puso en contacto con Gabriela Covelli, una madre que atravesó por una situación con muchas similitudes a la suya en Villa Gesell, en otro punto de la misma provincia de Buenos Aires. Y ahora, junto a otros familiares de víctimas de casos de atenciones médicas irregulares impulsan un proyecto de ley para que el Congreso Nacional sancione una norma para ‘la humanización de los servicios de salud, prevención, sanción de la mala praxis y creación de un tipo penal, con la reforma de los respectivos artículos del Código Penal y Procesal’.

El hospital donde ocurrió la muerte del pequeño Benicio.
El hospital donde ocurrió la muerte del pequeño Benicio.
El hospital donde ocurrió la muerte del pequeño Benicio.

En nuestro país, los familiares de víctimas de mala praxis aguardan por el tratamiento a nivel legislativo del proyecto que impulsan, que tiene como finalidad la de ‘establecer el marco jurídico, judicial, político e institucional que garantice el derecho a la vida y a la salud, mediante un trato humano y digno a los seres humanos, que necesiten los servicios de salud’, en una normativa dirigida ‘a los profesionales de la medicina y personal administrativo, así como la prevención y el manejo relacionado a la mala praxis en la gestión y atención en salud’. Y para ello, proponen ‘prevenir y sancionar la mala praxis con consecuencia concretas y efectivas, que eviten que las mismas vuelvan a repetirse innecesariamente en otras personas’.

Como objetivo, esta ley persigue ‘establecer parámetros diferenciales sobre responsabilidad profesional que permitan discernir entre aquellas que puedan provenir de un error humano y aquellas otras, que demuestran una evidente negligencia y olvido de las más mínimas prácticas y protocolos médicos’. Además, entre otros puntos, en su articulado, propone ‘la informatización de las historias clínicas, para que cada persona posea, así como su número de documento, sus antecedentes médicos y sirvan como un elemento indispensable cuando llega a ser atendido por un profesional’ o la aplicación de ‘medidas cautelares’ ante una denuncia contra un médico, a los efectos de suspender preventivamente su matrícula.

También se apunta a la creación del tipo penal Mala Praxis. ‘En la actualidad, los delitos cometidos por médicos, tramitan ante el Organo Judicial acumulados a otros delitos culposos, tales como accidentes de tránsito, sin tener la magnitud de este penoso delito, como para poner en prácticas políticas públicas’, agregando que ‘tendrían que considerarse como agravantes a la negligencia, la impericia y/o el dolo’.

Al respecto, consideran que ‘se debería elevar la pena de 3 a 6 años de prisión y cuando la mala praxis fuera aberrante, como en el caso del Horror Médico, sería de 8 a 25 años por matar con desprecio por la vida humana y no respetar protocolos.

ADEMÁS:

Detienen a prófugo que tenía coronavirus: 11 policías aislados

Beba se intoxicó con cocaína y detuvieron a sus padres

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados