En Nueva York, el presidente argentino Alberto Fernández brindó un discurso ante la Asamblea de la ONU cuyo eje giró en torno al clima de la violencia política.

El presidente Alberto Fernández brindó este martes un discurso ante la Asamblea de la ONU en Nueva York, con el eje en el clima de violencia política y las consecuencias de la guerra entre Ucrania y Rusia, dentro de las actividades de su gira por los Estados Unidos.

Alberto Fernández agradeció la solidaridad que la Argentina ha recibido del mundo entero por el intento de magnicidio perpetrado contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y dijo que eso "no solo afectó la tranquilidad pública, sino que también buscó alterar una virtuosa construcción colectiva que el año entrante cumplirá cuatro décadas de vida".

"Los argentinos construimos el acuerdo del 'Nunca Más' al terrorismo de Estado y a la violencia política", destacó el jefe de Estado al hablar ante la Asamblea General de la ONU y dijo que "valoramos la democracia como un modelo de desarrollo social que exige respetar al otro en la diversidad".

Embed

Dijo que la pandemia de coronavirus "transparentó las enormes desigualdades que soporta la población mundial y preguntó si ¿es justo que la fortuna de solo 10 hombres representen más que los ingresos del 40 % de la población mundial" y si es ético que la pandemia se haya cobrado cuatro veces más vidas en los países más pobres que en los ricos".

"No denunciar este modelo de acumulación que concentra el ingreso en pocos mientras millones quedan sumergidos en la pobreza, puede volvernos cómplices en la consolidación de tanta desigualdad", advirtió el jefe de Estado.

Indicó que está "seguro" de que la "violencia fascista que se disfraza de republicanismo no conseguirá cambiar ese amplio consenso al que adhiere la inmensa mayoría de la sociedad argentina por la democracia", en alusión al intento de magnicidio contra la vicepresidenta.

"Aprovechando la desazón que generó la pandemia y los efectos económicos de la guerra, los discursos extremistas y violentos proliferaron y encontraron tierra fértil para sembrar el sentimiento antipolítico en nuestras sociedades, expresó.

ADEMÁS: Alberto Fernández "Las derechas que promueven odio y violencia no deben tener cabida en el mundo"

Instó a trabajar unidos para "imponer el diálogo y recuperar la paz en la disputa iniciada por el avance militar de la Federación Rusa sobre el territorio de Ucrania".

"Mientras buscamos alcanzar el horizonte de la pacificación global, debemos abandonar las prácticas económicas y financieras que el mundo desarrollado exige cumplir al mundo que intenta desarrollarse, afirmó el jefe de Estado, quien dijo que sostener este presente, solo incrementará la pobreza y la marginalidad", dijo.

Advirtió que las naciones endeudadas “padecen mucho más los efectos del sistema establecido que provoca desigualdades y manifestó que Argentina está entre ellas”, por lo que agradeció “a todos los Estados que nos apoyaron en el complejo proceso de renegociación de nuestra deuda externa”.

"Es un endeudamiento que mi gobierno no generó pero que afronta con toda seriedad", advirtió el jefe de Estado y señaló que "nuestros criterios son conocidos, responden a lo dispuesto por esta Asamblea General cuando dispuso, en 2015, que las restructuraciones de las deudas deben hacerse promoviendo el crecimiento sostenido e inclusivo, minimizando los costos económicos y sociales, garantizando la estabilidad del sistema financiero internacional y respetando los derechos humanos”.

Dijo que “debemos garantizar la seguridad alimentaria a todos los habitantes del planeta” y afirmó que “no podemos transitar este tiempo con hambrunas”.

FdIWFabXgAMH124.jpg

"La Argentina cumplirá su rol como productor y exportador confiable de alimentos nutritivos y de calidad”, aseguró.

Y agregó: "Debemos acceder en condiciones de seguridad y previsibilidad a la energía" y aseguró que "Argentina seguirá estando presente para contribuir a enfrentar ese gran desafío".

"Estamos incrementando la producción para proveer al mundo de energías limpias y de aquellas que, como el gas natural, permitan reducir las emisiones de carbono durante la transición", expresó y señaló: "Trabajamos para garantizar que este camino de sostenibilidad ambiental y seguridad alimentaria y energética sea posible".

Alertó sobre la utilización de medidas unilaterales de coerción y volvió a reclamar el levantamiento de los bloqueos contra Cuba y Venezuela, en un discurso ante la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que se celebra en Nueva York.

"De acuerdo con la Carta de las Naciones Unidas, las únicas sanciones legítimas son aquellas impuestas por el Consejo de Seguridad para hacer cumplir sus decisiones en materia de mantenimiento de la paz y la seguridad. En virtud de ello, Argentina se suma al reclamo de los pueblos de Cuba y Venezuela para que se levanten los bloqueos que esas naciones padecen", expresó.

Agradeció a los países miembros de la ONU la confianza en Argentina para el ejercicio de la presidencia del Consejo de Derechos Humanos y resaltó la ampliación de derechos ciudadanos impulsada por su Gobierno.

"Para nosotros, la defensa de los derechos humanos forma parte de nuestra identidad y de nuestra historia. Las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo nos enseñaron a persistir y a luchar. Ellas nos marcaron el camino para que, con voluntad política y consenso social, pudiéramos llevar a cabo un proceso de erradicación de la impunidad único en el mundo, basado en la memoria, la verdad y la justicia", reflexionó.

Reivindicó la colaboración entre países, el pluralismo democrático y la Cooperación Sur-Sur y triangular, principios impulsados por Argentina desde la presidencia pro tempore del grupo regional Celac.

"Queremos seguir fortaleciendo la tradición de Argentina basada en los principios del derecho internacional humanitario, en el respeto irrestricto de la soberanía de los Estados, en la autodeterminación de los pueblos, en la perspectiva de género y en la cooperación", expresó.

Reiteró ante Naciones Unidas "el anhelo de la Argentina de que sean identificados, juzgados y eventualmente condenados" los responsables de los atentados en Buenos Aires a la Embajada de Israel, en 1992, y a la sede de la AMIA, en 1994, y volvió a pedir a Irán que coopere con las autoridades judiciales argentinas.

"También instamos a la comunidad internacional a que nos acompañen en nuestra lucha evitando recibir o cobijar a cualquiera de los imputados, aún cuando gocen de inmunidad diplomática. Debemos recordar que sobre ellos pesan solicitudes de captura internacional y alertas rojas de Interpol", expresó.

Reafirmó "los legítimos e imprescriptibles derechos de soberanía" del país sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, denunció que el Reino Unido "agravó la controversia" con una injustificada y desmedida presencia militar en las islas y con llamados a la explotación ilegal de los recursos, aunque expresó la disposición de Argentina a reanudar negociaciones con Londres.

Al hablar ante la 77° Asamblea General de la ONU, el mandatario reiteró que las acciones del Gobierno británico son contrarias a la resolución 31/49 de Naciones Unidos y volvió a pedir la intervención del organismo.

"Solicitamos al Secretario General que renueve sus esfuerzos en el cumplimiento de ese mandato y que el Reino Unido se avenga a acatar el llamado de la comunidad internacional y ponga fin a esta anacrónica situación colonial", expresó

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados