Sugerido por Gustavo Béliz, el elegido para representar a la Argentina en la Santa Sede fue bajado ayer, luego de trascender objeciones del Vaticano. El futuro embajador será un tema que hablarán Alberto F. y Francisco el 31

A pocos días de confirmar la primera visita de Alberto Fernández al Papa, el gobierno dio de baja el pliego de Luis Bellando como posible embajador argentino ante la Santa Sede: aunque algunas fuentes atribuyen diferencias internas en Cancillería por la designación, está claro que el candidato fue objetado por el Vaticano y es probable que el nombre del futuro representante argentino sea debatido entre ambos dignatarios en la cita prevista para el 31 de enero en la Biblioteca Privada del Palacio Apostólico.

En una conferencia de prensa en ocasión de presentar un aumento a las becas del Conicet, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, confirmó que Bellando, ex diplomático en Brasil, no será designado en Roma. "En el caso de este pliego la Cancillería manda primero los nombres en consulta, porque los países receptores deben estar de acuerdo. Así que en este caso se reverá y se verá si hace falta otro candidato a representante en la Santa Sede", dijo el hijo del otrora embajador ante el Vaticano Juan Pablo Cafiero.

El funcionario reconoció que no hay apuro para esa designación y que el trámite "tendrá sus tiempos". En la misma sintonía, fuentes de Cancillería opinaron que no hay nombres para ocupar ese cargo y que se tomarán su tiempo. Sí desde el Palacio San Martín hubo dardos hacia el influyente secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, que "lo impulsó (a Bellando) sin hacer las consultas necesarias". Las fuentes, con todo, también atribuyeron la caída del pliego a "resistencia interna en la Cancillería. Y algunas desprolijidades en sus destinos anteriores".

Bellando había trabajado como diplomático en la ciudad brasileña de Río de Janeiro -desde allí provendrían algunas de las "desprolijidades" citadas por Cancillería- y en Angola. También se deslizó que el Vaticano le habría bajado el pulgar por estar divorciado. Pero rompió matrimonio en el ámbito civil y luego sí se casó por Iglesia. "No fue por eso, lo que importa a la Iglesia es el derecho canónico. Acá se le archivó el pliego porque se rompió una ley no escrita de no hacer público el nombre del candidato", contó, a su turno, una fuente eclesiástica consultada.

ADEMÁS:

Jorge Ameal investigará la denuncia de Sergio Massa

El dólar blue llegó a los $78 y el solidario se mantuvo en $81,90

Es que, en estos casos, se debía haber guardado en secreto el plácet que el Ejecutivo había enviado a la Nunciatura Apostólica en Buenos Aires -diplomatura vaticana-. "Por eso lo archivaron en Roma. Hubo un caso similar con el macrismo, el de Tomás Ferrari, que no llegó a embajador porque también se ventiló a los medios antes que se aceptara en Roma", recordó la fuente cercana al Pontífice consultada por este medio.

En momentos en que se conoció el pedido de Roma para dar de baja el pliego, el titular del Episcopado argentino, monseñor Oscar Ojea, se encontraba en el Vaticano.

También se encuentra a metros de la Basílica de San Pedro monseñor Santiago Olivera, que desde la gestión de Cambiemos se desempeña como vicario castrense.

Según pudo averiguar este diario, el obispo va a continuar en su cargo. En privado, reconoce que tiene el aval del Papa para continuar en el cargo más allá que también talla el aval del Ejecutivo. "Sí, el Papa no me dijo lo contrario", dice a quiénes lo consultan sobre el tema.

Con todo, se especula que la designación del futuro embajador argentino en la Santa Sede será uno de los tópicos que el presidente y el Papa Francisco tocarán durante su encuentro privado del 31 de enero próximo. También el jefe de Estado podría plantear la necesidad de su gobierno de avanzar con un proyecto legislativo para despenalizar el aborto, que ya ha despertado controversias con la Iglesia. En diciembre pasado cerca de Bergoglio advertían que aunque habrá oposición a la medida, "una cosa es que el Papa se entere por los diarios del proyecto y otra que alguien vaya a Roma a explicarle". Bueno ahora irá el mismísimo presidente a visitarlo.

Pese al cisma que podría representar la aprobación del aborto legal, seguro y gratuito, hay varios funcionarios con buena relación con la Iglesia. Además de Beliz, en Casa Rosada tiene despacho Fernando "Chino" Navarro, que ayer juró como nuevo secretario de Relaciones Parlamentarias junto a otros funcionarios de Jefatura de Gabinete. Tras el acto protocolar en el Salón de los Pueblos Originarios, se dio un cálido abrazo con el padre Pepe Di Paola, quien acompañaba a las nuevas autoridades del Sedronar.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados