El director ejecutivo de ARBA, Cristian Girard, afirmó que en las elecciones legislativas "se juega" si se frena definitivamente el proyecto neoliberal de Mauricio Macri o si se avanza en la reconstrucción.

El director ejecutivo de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA), Cristian Girard, afirmó que en las elecciones legislativas "se juega" si se frena definitivamente el proyecto neoliberal de Mauricio Macri o si se avanza en la reconstrucción, y consideró que, pese a que el expresidente perdió en los comicios de 2019, "su proyecto económico no se detuvo".

"En las elecciones legislativas se juega si frenamos definitivamente el proyecto neoliberal de Mauricio Macri, o avanzamos en la reconstrucción", afirmó Girard durante la entrevista, en la que planteó que en los comicios del 14 de noviembre se ponen en tensión "dos modelos de país".

El funcionario reflexionó que la discusión debe girar en torno "a cómo plantea la oposición resolver el tema de la deuda con el FMI" y evaluó que los bonaerenses tendrán en cuenta "con qué gobierno viven mejor y son más felices".

Además, sostuvo que María Eugenia Vidal "se escapó de la provincia de Buenos Aires para ser candidata en Capital", lo que muestra que "cuando gobierna el peronismo las cosas van mejor que cuando lo hacen ellos".

Integrante del Gabinete económico del Gobierno bonaerense, Girard conoció a Axel Kicillof en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA en 2003, formó parte de sus cátedras e integró el Centro de Estudios para el Desarrollo Argentino.

En 2011, acompañó al ahora gobernador en el Ministerio de Economía y, tres años después, fue designado titular de la Comisión Nacional de Valores y, desde diciembre de 2019, está al frente del organismo de recaudación bonaerense.

Durante la charla, el funcionario recordó que, al asumir el Gobierno, "la provincia estaba quebrada" y destacó que "Macri y Vidal perdieron la elección de 2019, pero su proyecto económico no se detuvo porque los efectos de su programa económico siguieron surtiendo efecto".

-¿Por qué lo plantea en términos de continuidad?

-Porque sigue condicionando la política económica del país e impactando en la vida diaria de la gente, por ejemplo, en la aceleración de la inflación, o en precios relativos de las canastas de consumo completamente alejados de los intereses históricos de los sectores populares. Eso es un efecto de las políticas que desplegó Macri, que siguieron operando. No es que cuando asumió Alberto hubo un reseteo y la canasta de consumo volvió a lo que era en 2015. Argentina hoy tiene un régimen inflacionario con un piso del 40%, que no lo tuvo el kirchnerismo. Y se debe al resultado de las políticas de Macri. Lo mismo que la composición de la canasta de consumo y que la dificultad del Estado para hacer políticas fiscales de estímulo a la demanda, básicamente porque nos dejó el grillete del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Default más FMI son sumamente efectivos para condicionar la política económica y todas las otras medidas que tomó fueron sumamente efectivas para condicionar la forma en que se apropia del excedente en la economía argentina.

-¿Es una limitación grande para poder gestionar?

-Todos esos condicionamientos siguieron operando. Por eso digo que Macri perdió, pero el proyecto neoliberal siguió andando. Esta elección es más importante que la de 2019, porque ahora nos vamos a jugar realmente si frenamos definitivamente o no ese proyecto. Como plantearon Cristina, Axel y Máximo: la oposición tiene que decir qué es lo que quieren hacer con el FMI. Esa resolución se tratará en el Congreso y se aprobará por ley. Ahí radica la importancia de estas elecciones.

-¿Y cuál es el balance de la gestión en este contexto?

-El balance de gestión es bueno a pesar de las dificultades y la pandemia. Con un Estado que se desentendiera de la situación no tengo dudas de que hubiésemos tenido una catástrofe sanitaria en la provincia de Buenos Aires. No sucedió porque Axel tuvo la voluntad política de ponerse manos a la obra y encarar el problema.

-¿La vacunación, los planes de auxilio y las exenciones impositivas para sectores más afectados van a ser suficiente para pedirle a la ciudadanía que renueve el voto de confianza en noviembre?

-En algún punto la elección es un plebiscito y el manejo de la pandemia por parte del gobierno de Axel fue impecable. No tuvimos un colapso sanitario, no tuvimos que elegir a quién darle un respirador. La provincia consiguió vacunas y diseñó un dispositivo que hoy le permite tener vacunadas a 8 millones de personas. Eso habla de un Estado presente, que tomó la decisión de invertir recursos y capacidad de trabajo en las cosas que eran urgentes para el pueblo. La oposición a veces habla como si no estuviéramos en pandemia o si la Argentina estuviera estallada y no hubiera una crisis sanitaria. La pandemia generó una crisis en sí misma. Más allá de las medidas que se vea obligado a tomar el Estado, la propia circulación del virus hace que se resientan las actividades productivas y económicas, de consumo, los hábitos. Hubo países que tomaron medidas más y menos restrictivas, pero en todos los casos se registró una caída en la actividad. La pandemia, el virus y su circulación generaron una crisis, no las medidas del Estado. Las medidas que adoptamos tratan de evitar que la circulación del virus dañe más todavía la capacidad productiva. La oposición esconde que la circulación del virus y el avance de la enfermedad generan costos económicos a futuro. Nosotros apostamos a controlar más rápidamente el virus y que la economía vuelva a crecer sin el costo que tiene la circulación de la enfermedad. Es cierto que todavía falta para volver a ser felices, pero la vacuna es fundamental y retomar el crecimiento es clave.

-¿Confía en que habrá una recuperación económica?

-De acá a noviembre la inflación bajará, se recompondrán los ingresos, la actividad económica repuntará y habrá más empleo. Un poquito más de actividad, va a empezar a haber más servicios, más movimiento de la economía informal y la gente va a estar un poco mejor.

-¿Qué les pidió Kicillof de cara a la elección y a la etapa de reconstrucción?

-Redoblar el esfuerzo ahora más que nunca. Siempre nos pide más Axel y siempre se adelanta. Tiene una capacidad impresionante de anticipación y de lectura del proceso, con lo cual sus intervenciones políticas tienen impacto real. A pesar de que la pandemia fue muy exigente, ahora viene lo más álgido. Tenemos que mostrar realmente al Estado en todas sus formas. Axel nos pide que defendamos la gestión, que gestionemos con la transparencia y los objetivos de siempre y que fortalezcamos al gobierno provincial porque sólo así vamos a lograr una provincia integrada, de pie. Un Estado fuerte va a posibilitar una Provincia fuerte en la discusión nacional, con todo lo que importa por la tradición federal que tiene la provincia de Buenos Aires y las grandes discusiones que todavía están inconclusas en Argentina de cara al desarrollo nacional.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados