El politólogo consideró que las fórmulas Macri-Pichetto y Fernández-Fernández superarán los antecedentes en cuanto a la suma de votos alcanzando, según algunos sondeos, el 80 por ciento del electorado

El politólogo Gustavo Marangoni analizó el panorama político de cara a las PASO que se celebrarán el próximo domingo en todo el país, y dejó en claro que, tanto la fórmula Fernández-Fernández como la de Macri-Pichetto, han logrado "un razonable éxito en polarizar la elección".

Marangoni repasó además el rol del resultado de la provincia de Buenos Aires y del "Conurbano profundo" en

- A una semana de las PASO, ¿cómo están los candidatos a presidente? Esa fotografía, ¿qué hace prever para las generales?

- El hecho saliente de estas PASO comparadas con las del 2015 es el de mayor nivel de polarización, siempre y cuando se confirmen lo que señalan la mayoría de los sondeos de opinión, que aún los más conservadores de ellos están señalando un piso entre las dos primeras fuerzas de un 75% de los votos, algunos lo dan hasta alcanzando el 80%, superior al 68% registrado en ese entonces por el Frente para la Victoria y Cambiemos. También señalan que la fórmula de los Fernández y la de Macri-Pichetto han obtenido, hasta aquí, un razonable éxito en polarizar la elección. De alguna manera, éstos han coincidido en buscar los votos de las terceras fuerzas. Justamente, la otra diferencia significativa, respecto de hace cuatro años atrás, es que en ese entonces la fórmula de Sergio Massa y José Manuel de la Sota obtenía el 20% de los votos en las PASO y el 21% en octubre; hoy ninguna de las fuerzas, que están afuera de las mayoritarias, estaría llegando al 10 por ciento de la intención de voto y esto, claramente, también marca una sustancial diferencia respecto entre una y otra elección, y explica por qué éste nivel de polaridad.

- ¿Cómo están hoy Vidal y Kicillof?

- La provincia de Buenos Aires es el gran reservorio de votos del peronismo en general y del kirchnerismo en particular, y todo hace pensar que para el 11 de agosto allí los Fernández van a estar por delante en una porción mayor al promedio del nivel nacional. Por supuesto que esto abre la incertidumbre respecto de la candidatura a la gobernación porque las distintas encuestas señalan una suerte de virtual empate entre Axel Kicillof y María Eugenia Vidal, lo que desentrañará la situación en favor de uno otro. En todo caso está vinculado con el nivel de corte de boleta, por lo que acá el interrogante pasa por ver si el corte va a estar más cerca del promedio histórico que fue de tres puntos o más cerca de la excepción del 2015, cuando el corte casi llegó a los siete puntos.

- ¿Y la Ciudad de Buenos Aires?

- Respecto a la Capital Federal, ahí parece haber menos incertidumbre. Es un distrito donde el oficialismo está muy afianzado e incluso la figura de Mauricio Macri es donde mejor ha resistido los peores momentos que se vieron a partir de la crisis devaluatoria de abril del año pasado. En todo caso, la interrogante, en lo que refiere a Horacio Rodríguez Larreta, es si se impone en primera vuelta o en segunda, pero suena bastante difícil que se pueda disputar esta situación por parte de la oposición.

- En términos electorales, ¿qué hay dentro del Conurbano profundo dónde se intensifica la pobreza y se supone que reside la fortaleza del cristinismo?

- Indudablemente el Conurbano profundo es muy potente, sobre todo en la tercera sección electoral, pero creo que la realización del frente con Sergio Massa también le mejora al Frente de Todos la performance en la primera sección electoral, que era donde en 2015 también había contribuido a neutralizar la distancia por parte de Cambiemos. Eso ahora tendría un cierto grado de dificultad porque el votante de Massa que ha conservado, le ha sumado masa crítica tanto a la candidatura de los Fernández como a la del propio Axel Kicillof.

- ¿Qué chance les asigna a las terceras fórmulas en este escenario de polarización acentuada?

- Creo que, en ese sentido habrá que ver que sucede definitivamente el 11 de agosto, pero lo cierto es que podría funcionar la PASO como una eventual primera vuelta, y de alguna manera llevar a reflexionar a los votantes de terceras fuerzas o de aquellas fuerzas que no superen las PASO, a considerar que el voto útil lo tengan que ejercitar quizás en el propio octubre ante una elección que se presenta binaria y muy plantada alrededor de estas dos alternativas que han hegemonizado la discusión. Estas voces potentes prácticamente no han permitido el crecimiento de terceras fuerzas a pesar de que pueda haber otros candidatos con curriculum prestigiosos o con trayectorias nítidas, pero que no han encontrado la posibilidad de hacer pesar sus voces y sus propuestas ante un marco de campaña que, de alguna manera, podríamos decir estuvo pensando así de uno y del otro lado, porque tanto Cristina Kirchner como Marcos Peña, por poner dos referentes importantes, apostaron desde hace mucho tiempo a que ésto iba a ser una elección polarizada, creo que lo veían en el temprano 2018 y postulaban que debía ser así, por lo que, que desde este punto de vista, me parece que estamos frente a una situación política argentina que tiene algunos aspectos que son novedosos, como que se vaya a una elección en medio de una crisis económica pero no de una debacle económica. Es una novedad en relación a otras etapas anteriores respecto a la política democrática argentina del 83’ a esta parte, como cuando gobernaba el radicalismo, caso Alfonsín o De la Rúa, la elección coincidió con un momento de debacle económica y eso facilitó el acceso al poder del peronismo.

La experiencia de los candidatos en las recorridas

El politólogo Gustavo Marangoni analizó el desenvolvimiento de los candidatos en las campañas y el rol de los votantes, tanto los nuevos como los estratégicos, aquellos que repasan las encuestas para volcar su elección en las diferencias.

- ¿Puede darnos una opinión sobre la calidad de las campañas?

- Creo que ahí hay que poner en consideración algunos aspectos. Macri es un candidato muy entrenado, ésta es la séptima elección en la que va a participar desde 2003, y eso le da una ventaja si se quiere sobre Alberto Fernández, quien tiene menos experiencia en cuanto a poner él mismo el cuerpo en estos. También, Macri es un candidato más disciplinado a los recursos de comunicación estratégica que le propone el equipo encabezado por Durán Barba, en cuanto a que el propio Alberto Fernández ha manifestado explícitamente que él no es tan amigo de tener ‘gurúes’ en este terreno de la comunicación y que no cree tanto en el marketing; creo que, de alguna manera, está procurando hacer de una debilidad, una virtud, y dándole si se quiere un toque más artesanal a todo lo que tiene que ver con su estrategia, por lo menos hasta el once de agosto. Después las campañas van a tener que transitar por otra etapa, quizás se van a tener que resetear porque se van a tener que mirar muchas cosas, no solamente el resultado y las diferencias que obviamente es el primer foco de atención, sino que también se va a tener que observar el nivel de votantes y la cantidad de votantes de las PASO. Recordemos que, en 2015, en octubre votaron 2.7 millones de personas más que en agosto y, en esa oportunidad, Cambiemos se había llevado el 60% de esos nuevos votantes, así que creo que los votantes estratégicos de campaña van a estar mirando diferencias de votos, márgenes de los cuales se dan esas diferencias. No es lo mismo una diferencia de cuatro puntos, supongamos entre 38 y 34, que entre 42 y 38, porque naturalmente en el segundo caso se está mucho más cerca del límite de los 45 que es el que eximiría la posibilidad de un balotaje.

La economía en el centro de la escena de las campañas

- ¿Cómo advierte que jugaron electoralmente las declaraciones de Alberto Fernández de esta semana en torno a las Leliq, el dólar y otras definiciones de tipo económico?

- Me parece que el punto vinculado a las declaraciones de Alberto Fernández respecto a las Leliq, más allá del tema técnico porque Alberto Fernández no le está hablando a los tenedores de Leliq o al mercado, sino que está mandando un mensaje a su electorado y a una parte de que busca seducir en el sentido que se va a privilegiar el hecho de volver a poner dinero en el bolsillo de la gente, los jubilados, asalariados o de un ministerio de Ciencia y Tecnología, a partir de sacrificar parte de la renta del sector financiero y, en este sentido, termina reforzando una identidad. Por supuesto, me parece que está la búsqueda de reinstalar el tema económico que es, si se quiere por los resultados obtenidos en estos tres años y medio, el punto más vulnerable de la actual administración del gobierno de Juntos por el Cambio.

ADEMÁS:

Cristina y Massa se mostraron juntos por primera vez en la campaña

El gobierno porteño admitió que hay más personas en situación de calle

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados