Angel Páez acusó a la titular de Salud de la provincia de no someterse a una prueba de ADN que defina si ambos son hijos del empresario local Elías Chahla. La funcionaria negó esa versión. En el medio hay una herencia millonaria.

Un escándalo familiar sacude el ambiente político de la provincia de Tucumán, donde un hombre reclama hace casi 20 años ante la Justicia ser reconocido como el hijo extramatrimonial de un poderoso comerciante. Su deseo, según denuncia, se topa una y otra vez con los obstáculos que le pone su presunta medio hermana, Rossana Chahla, ministra de Salud de esa provincia y con estrechos vínculos con el ex gobernador José Alperovich. A su vez, la funcionaria niega esa versión y asegura haber puesto “todo lo necesario a disposición de la Justicia”.

El hombre en cuestión es Ángel Eduardo Páez. Según cuenta, comenzó con este juicio de filiación en 1999, luego de que su mamá le confiese que su verdadero padre era Elías Chahla, fallecido en 2010. En esa instancia, su entonces abogado dejó que caduque la causa, pero volvió a la carga en 2008 con otro letrado, que también “cajoneó” el expediente. “Los dos me mintieron de forma asquerosa. Me escondían los expedientes”, recordó en diálogo con DIARIO POPULAR.

Sin embargo, en 2015 volvió a presentarse en los Tribunales, esta vez con Mariano Peralta como defensor, a quien reconoce como “un gran apoyo”, tras las experiencias fallidas. Tras casi tres años, el juicio se encuentra en etapa de pruebas y Páez acusa a su hermana, hoy funcionaria del gobernador Juan Luis Manzur, de no querer someterse a un estudio de ADN, una prueba clave para determinar su identidad.

LEA MÁS:

“En noviembre del año pasado la justicia citó a Rossana y mi otra hermana, María Emilia, para que se hagan un ADN. Primero no fueron y 15 días después fue sólo Rossana, que se negó a hacerse las pruebas”, contó Páez. Y detalló: “Decía que el perito no era acorde, que no tenía título y el laboratorio no estaba habilitado. Hay que tener en cuenta que el organismo que decide eso depende de su Ministerio. Te manda a perder porque tiene el poder”.

Sin embargo, los argumentos de la ministra Chahla son diferentes. “Desde el primer momento estuve a disposición de la Justicia porque creo que es un tema muy delicado. En 2017 la causa se abre a prueba y, por medio de mi abogado Sebastián Francisco Herrero, solicité el pedido de prueba genética (ADN) en el Colegio de Bioquímicos de Buenos Aires, por considerar que es una de las más avanzadas y serias de la Argentina”, detalló en un comunicado al que accedió este medio.

Y aclaró: “Todavía se encuentra pendiente de resolución judicial la realización de la prueba, ya que el perito designado fue impugnado por no cumplir con los recaudos técnicos y legales exigidos por el digesto procesal. Todos necesitamos la verdad, pero debemos ser muy cuidadosos para encontrarla”.

LEA MÁS:

El expediente 1032/15 tramita hoy en el Juzgado Familia y Sucesiones de la 3º nominación, a cargo del juez Carlos Torino. Peralta, abogado de Páez, indicó que este juicio de filiación con reclamo por daños y perjuicios implica sumas millonarias, ya que “calculando el valor de las propiedades, que están todas en zonas caras, estamos hablando de unos 40 millones de dólares”.

“Rossana Chahla tiene contactos en todo el país. No tenemos muchas garantías de imparcialidad. Tiene un parentesco político con Antonio Gandur, uno de los ministros de la Suprema Corte tucumana. De ahí que en estos tres años hubo muchas trabas judiciales, con artilugios procesales y demoras de funcionarios”, advirtió el letrado.

Al ser consultado por este medio sobre si recibió amenazas, acusó: “Yo no sufrí presiones, pero sí Ángel, que tiene un negocio polirrubro y le caen inspecciones todo el tiempo. Hasta le inventan multas en horarios que tiene cerrado el negocio. Ya tiene cerca de 50”.

LEA MÁS:

Sin embargo, Peralta confía en el avance de la causa. “Esta vez se incorporó como prueba en el expediente un estudio de ADN realizado en Buenos Aires junto con dos primos hermanos suyos, que dio como resultado que tienen la misma línea paterna genética”, valoró.

Rossana Chahla desmintió las acusaciones y aseguró: “En mi trayectoria como profesional de la salud, desde hace más de 25 años, siempre bregué por la honestidad, la transparencia y el conocimiento a la verdad”. En este caso, dijo hacerlo “desde el día que tomé conocimiento del reclamo: lo hice asistiendo a todas las audiencias en las cuales se requirió mi presencia”.

Páez contó que no busca dinero, sino “identidad para mis hijos y reconocimiento para mi madre”. Al contar su historia, relató que “esto viene desde 1999, cuando vivían mi viejo y mi vieja”. “Ella trabajó toda su vida para darme educación y se estaba poniendo vieja y quedando marginada, sola. Durante toda mi niñez, mi padre no nos ayudó en nada. Mientras tanto, mi hermana tenía cursos y conferencias en Miami. Ahí fue cuando me dije ‘tengo que hacer algo’”, reveló.

LEA MÁS:

Y prosiguió: “Lo fui a ver y me dijo: ‘Yo estuve con tu mamá, quedate tranquilo que con el tiempo te voy a ayudar’. No le pedía mucho, una panadería para que mi mamá pudiera vivir tranquila en el centro de Tucumán. Me dijo ‘no tengo ni para un café’. Se cagó de risa en mi cara”.

“En ese momento, con la impotencia de ver que mi mamá se iba poniendo vieja y se seguía sacrificando, fui y lo denuncié. Hoy ella ya no está, entonces quiero hacerle un homenaje porque siempre fue una santa y laburó”, aseveró Páez. Y confió que “jamás me habló mal de mi papá, creo que por guardarse todo eso terminó teniendo el cáncer que se la llevó”.

Más allá de una cuestión de justicia por su madre, también busca que sus tres hijos, hoy ya mayores de edad, puedan saber su identidad. “En 2013 me descompensé mientras trabajaba y el diagnóstico fue muerte súbita. Por suerte quedé sin secuelas, pero si no ellos se quedaban sin nada. Ahí le dije a uno de mis hijos que vaya a buscar al que era mi tío, hermano de mi papá, que en mi infancia me decía que yo era su sobrino”, contó.

LEA MÁS:

Otra vez, la visión de los hechos de la ministra de Salud resulta bien opuesta. “En enero de 2016 fui informada de la demanda. Toda esta información era completamente nueva y sorpresiva: no sólo para mí, sino para mi madre de 80 años y mi hermana. Nadie había escuchado nada y no existen pruebas testimoniales al respecto”, dijo.

Y agregó: “De acuerdo con la versión del señor Ángel E. Páez, su madre habría trabajado en la casa de mis abuelos. Ni antes ni después del fallecimiento, ni él ni nadie había hablado, directa o indirectamente, o sugerido ningún tipo de vínculo”.

La ministra solicitó también “que las pruebas de ADN sean realizadas sobre el resto de los miembros varones de la familia Chahla que habían vivido en la casa de mi abuelo mientras la madre del señor Páez trabajaba en ella”. Es porque en el lugar, además de Elías Chahla, vivían sus hermanos, Fernando y Carlos.

En medio de este conflicto judicial, Páez acusa a la ministra de seguir haciendo uso de su herencia. “Hace dos semanas vendió la casa de mi padre en Los Leales y después se compró una mansión en el centro de la capital”, denunció, acentuando que la vivienda se encontraba dentro del lote de propiedades en sucesión. “El Registro Inmobiliario la vendió sin problemas. Al comprador no le dijeron nada y es gente que confía en la palabra de la ministra de Salud”, sentenció.

Aparecen en esta nota:

Te puede interesar:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados