Tras la publicación de un comunicado en el que se ataca a militantes de partidos de izquierda, el PO elaboró una respuesta en la que acusó al sindicato de defender a las patronales. A su vez, el PTS también respondió

Luego de que el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata) publicara una solicitada en un importante matutino nacional, en el que ataca a legisladores y militantes de "la izquierda en general", el Partido Obrero (PO) y el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) elaboraron respuestas al comunicado.

El PO publicó el siguiente texto, en el que acusa a Smata de defender a las patronales:

EL SMATA DEFIENDE A LAS PATRONALES
La Directiva del Smata ha sacado una costosísima solicitada en la que en lugar de defender a los trabajadores contra la enorme ola de despidos y suspensiones, contra las patronales que los producen, ataca a los trabajadores que luchan por sus puestos de trabajo.
El Smata está encubriendo la acción de patotas que han agredido a los despedidos de VW en la puerta del establecimiento, incluso 8 (ocho) delegados que levantaron su voz en contra de los falsos retiros voluntarios y despidos, fueron agredidos a golpes de puño en el interior de la planta con territorio liberado patronal para evitar que su posición fuera discutida por el conjunto de la fábrica. Evita también denunciar la acción de la gendarmería rodeando e intimidando a las fábricas en conflicto como Gestamp o Cables Lear.
La Directiva del Smata cuestiona la actividad de los diputados y legisladores de la izquierda por apoyar y participar de las luchas obreras, presentando incluso proyectos en defensa de los despedidos, cuando fueron elegidos, precisamente, para esa tarea. Por iniciativa del Partido Obrero habrá el próximo martes una sesión especial en la Cámara de Diputados que discutirá el tema despidos y suspensiones en función de un proyecto de ley para frenarlos de inmediato, repartir las horas de trabajo disponibles sin afectar los salarios, abriendo los libros de las empresas que intentan despedir o suspender.
En contraste, los legisladores llamados de "origen sindical" que forman parte del PJ, oficial o disidente, incumplen la tarea de defender a los sindicatos y trabajadores en lucha por los salarios, contra el impuesto al salario y contra los despidos y suspensiones, problemas cruciales del momento para todo el movimiento obrero.
El Partido Obrero denuncia la política antiobrera de la burocracia sindical que actúa como brazo de una patronal que embolsó cuantiosas ganancias y hoy descarga su crisis sobre las espaldas de los trabajadores. Reclama un plenario de delegados del Smata con mandato de asambleas de cada fábrica para resolver un plan de medida de apoyo a todos los trabajadores en conflicto y reafirma que los representantes del pueblo están para defender los intereses de los trabajadores.


Por su parte, el PTS respondió:

Esta solicitada, en vez de hacer blanco en las patronales -la mayoría extranjeras-, nos imputa a los legisladores de la izquierda la responsabilidad de la parálisis de algunas terminales automotrices, obviando que este fue uno de los sectores empresariales que durante toda la década "la hizo en pala", como más de una vez afirmó la presidenta Cristina Fernández, y hoy, una vez más, aspira a que sean los trabajadores los que paguen con sus empleos una baja de sus ventas".

Esta solicitada propatronal y macartista es publicada a pocas semanas del inicio de un juicio histórico contra tres directivos de la Ford acusados de haber facilitado datos para el secuestro de veinticuatro obreros de la automotriz en 1976 y permitido que los represores montaran un centro clandestino de detención dentro de la fábrica, en la localidad bonaerense de Pacheco. No nos extraña. En 2003 el histórico secretario general del Smata, José Rodríguez, fue expulsado de su puesto de vicepresidente en el Comité Ejecutivo de la Federación Internacional de los Trabajadores Metalúrgicos (Fitim) en Ginebra acusado de haber participado en la represión contra trabajadores en la Mercedes Benz argentina durante los años 70. Antes de la dictadura y en tiempos de la Triple A, denunció en una carta al entonces ministro de Justicia a la comisión interna independiente de la planta "prohijada por la subversión" y al paro de cuatro mil obreros como "típico acto de la guerrilla de la fábrica". Según documentos del archivo de la Fitim, Rodríguez y el entonces ministro de Trabajo, Carlos Ruckauf, pidieron el despido de más de ciento quince obreros de la Mercedes Benz, entre ellos quince trabajadores que después del golpe militar fueron secuestrados y desaparecieron.

El Frente de Izquierda obtuvo más de 1.200.000 votos en octubre pasado. Fuimos elegidos al Congreso nacional, legislaturas provinciales y concejos deliberantes para fortalecer la lucha de los trabajadores y de la juventud, como dijimos en la campaña. Estuvimos, estamos y estaremos junto a los trabajadores que pelean por sus derechos y su libertad. Junto a madres de Plaza de Mayo, hijos de desaparecidos y nietos recuperados, organismos de derechos humanos y decenas de comisiones internas y centros de estudiantes nos hicimos presentes en la planta de Gestamp para solidarizarnos con los trabajadores y exigir su reincorporación. Y lo volveremos a hacer cuantas veces sea necesario.

Rechazamos todo tipo de represión contra los trabajadores que luchan. A instancias nuestras, diputados de nueve bloques del Congreso nacional manifestaron su preocupación por los despidos en Gestamp, y en la Legislatura Bonaerense se votó -por unanimidad- una declaración de preocupación y de rechazo a los despidos. Otros tantos legisladores nacionales y provinciales lo hicieron por las suspensiones masivas recibidas por los trabajadores de la autopartista Lear, suspensiones ilegales realizadas por esa patronal norteamericana con el aval del Smata.

Exigimos la reincorporación inmediata de los sesenta y nueve despedidos de Gestamp y el cese de las suspensiones. Ese es nuestro deber y no vamos a cesar en nuestra actividad de lucha solidaria con la causa de la clase obrera.Hacemos responsables a las autoridades nacionales y provinciales de cualquier hecho de violencia contra los trabajadores y la izquierda y rechazamos la criminalización de la protesta.



Leé la solicitada publicada por Smata que fue repudiada por los partidos de izquierda, a continuación:

      Embed


Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados