Un juez decidió citar a declarar a empresarios y funcionarios del gobierno anterior en la causa que investiga una mega defraudación millonaria con perjuicios al Estado Nacional desde el Yacimiento Minero de Agua e Dionisio (YMAD). Las firmas compradoras del oro no sólo no pertenecían al rubro sino que además no tenían capacidad económica, algo que condice con patrones de las maniobras de lavado de dinero.

Un negocio perfecto que consistía desde el Yacimiento Minero de Agua e Dionisio (YMAD), un organismo interestatal, vender lingotes de oro a precio vil de manera indiscriminada a empresas privadas “amigas’: un juez decidió citar a indagatoria a empresarios y funcionarios del gobierno anterior.

Se calcula que fue una mega defraudación millonaria con perjuicios al Estado Nacional desde el YMAD, un ente conformado por la Universidad de Tucumán, a provincia de Catamarca y el Poder Ejecutivo Nacional. Una auditoría realizada en 2016 en el organismo detectó que se había vendido gran cantidad de lingotes de oro a empresas privadas, una de ellas vinculadas a los hijos del empresario detenido Lázaro Báez; pero también irregularidades ante la sospecha de pago de sobreprecios entre el 219 y 464 por ciento en la compra de cianuro de sodio.

El YMAD integrado al sector minero tiene entre sus actividades la producción de lingotes de oro aunque el valor de venta siempre fue bajo ya que es un proceso costoso y sólo se mantenía a fines de preservar un status a nivel nacional y mundial. Tanto es así que en 2008 se producían 12,5 kilos para ya en 2015 unos 1155,25 kilos en lingotes: el 80 por ciento de las ventas además siempre se hacía a las mismas empresas, muchas de las cuales nada tenían que ver con el sector minero.

LEA MÁS:

La auditoría que realizó la firma Deloitte analizó 142 expedientes de venta de oro por un total de 808.719.545 millones de pesos entre 2014 y 2016, y surgió que siempre habían intervenido las mismas empresas que estaban vinculadas entre sí. Una de las empresas que intervino fue Siembra y Comercialización de Granos SRL, la cual según trascendidos estaría vinculada a los hijos del empresario detenido Lázaro Báez. “Las empresas denunciadas podrían haber utilizado a YMAD para introducir fondos de dudosa procedencia y comprar oro, a un valor que habría sido menor al de mercado y se habría posibilitado a los compradores a adquirir grandes cantidades de la divisa estadounidense”, sostuvo el juez.

Lo cierto es que las empresas compradoras de los lingotes de oro no sólo no pertenecían al rubro sino además no tenían capacidad económica, algo que condice con patrones de las maniobras de lavado de dinero. Otra de las sospechas que recaen sobre los ahora citados son el supuesto pago de sobreprecios en la compra e importación de cianuro de sodio, materia prima para la actividad minera que realizaba el YMAD.

LEA MÁS:

En 2015 se pagó en ese orden unos 2.127.203,07 millones de dólares y las empresas que intervinieron fueron Logischem, Heat Sales SA y Volpor SA, las cuales recibieron en dólares unos 562.392, 503.829,43 y 1.300.456,60, respectivamente.

La investigación está en pleno curso con inhibiciones dispuestas por el juez y allanamientos que fueron claves para la causa: más de 2 millones de dólares, casi una decena de lingotes de oro y joyas de valor que se han encontrado en las casas de varios de los imputados ahora citados. Del largo listado de involucrados, citados entre junio y julio próximo, están Manuel Benítez, ex presidente de YMAD, el contador y ex asesor de aquel, Juan Iraizoz, la ex gerenta financiera Irene Castro, el ex encargado de ventas Leandro Posada, el ex tesorero Juan Etcheverry y el ex jefe de compras Santiago Alexis Sisto.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados