El presidente volvió a insistir en su plan para reformar el sistema electoral argentino.

El presidente Mauricio Macri insistió este sábado en la necesidad de realizar una reforma electoral y manifestó su deseo de “ir a un sistema donde haya elecciones cada cuatro años”, aunque reconoció que “para eso se requiere una reforma constitucional”.

“Tenemos que sentarnos en las tantas reformas que tenemos que hacer para la Argentina del futuro e ir a un sistema donde tengamos elecciones cada cuatro años”, sostuvo el mandatario.

En diálogo con Radio Mitre, el jefe de Estado explicó que busca que los gobernantes se dediquen “todo el tiempo posible a resolver los problemas de la gente” y “no tengan que interrumpir cada dos años varios meses haciendo campaña”.

LEA MÁS:

“Me parece que sería mucho más sano como sistema, pero para eso se requiere una reforma constitucional, claramente”, reconoció el líder del PRO.

Esta idea había sido anticipada por la vicepresidenta, Gabriela Michetti, cuando había manifestado en marzo de este año que “lo más efectivo sería, por lo menos durante un tiempo, evitar las elecciones de medio término”.

Al respecto, había precisado que en algunos países de América Latina “se eligen los senadores, los diputados, junto con los intendentes, todo cada cuatro años, con lo cual hay tres años para poder gestionar sin tener que estar compitiendo”.

Además de modificar los tiempos de las convocatorias electorales, el oficialismo pretende instalar la Boleta Única Electrónica (BUE) como mecanismo de votación para eliminar la tradicional boleta de papel, así como también comenzó a poner en discusión la utilidad de las PASO.

LEA MÁS:

Para intentar avanzar en esos cambios, el Gobierno retomará la discusión legislativa de la Reforma Electoral “después de las elecciones” generales del 22 de octubre, según había anticipado el secretario de Asuntos Políticos, Adrián Pérez.