El testimonio del empresario se realizó después de haber presentado el miércoles un escrito ante la Justicia en el marco de la causa de los cuadernos de la corrupción, para "ofrecerse a colaborar".

Enrique Pescarmona se presentó espontáneamente ante la Justicia en el marco de la causa de los cuadernos de la corrupción y tras declarar fue aceptado como arrepentido, lo cual debe ser homologado. Tomó la decisión después de que su directivo, Francisco Valenti firmó un acuerdo como imputado colaborador con la fiscalía que está sujeto a la homologación del juez Claudio Bonadio.

El empresario busca ser el próximo arrepentido en la causa que investiga un entramado de sobornos por más de 200 millones de dólares. En esta causa, según la acusación formal del fiscal Stornelli, la estructura delictiva contó con la participación indispensable de directivos y ejecutivos cuyas compañías eran contratista del Estado.

La declaración se realizó después de haber presentado el miércoles un escrito ante la Justicia en el marco de la causa de los cuadernos de la corrupción, para "ofrecerse a colaborar". Aunque trascendió que buscaba "ayudar" a Francisco Valenti, directivo de la compañía detenido hace 25 días acusado de ser partícipe de la asociación ilícita que se dedicó a la recaudación de fondos ilegales, lo cierto es que tomó la decisión luego de que su directivo firmara el acuerdo como arrepentido.

LEA MÁS:

Valenti logró el miércoles a última hora su acuerdo de colaboración como arrepentido. Hasta el jueves por la noche no había sido liberado. Valenti está imputado como partícipe de la asociación ilícita comandada por Cristina Kirchner. El empresario está señalado de haber realizado pagos ilegales por 2,8 millones de dólares. En este contexto Enrique Pescarmona busca ser el próximo arrepentido. La empresa durante el kirchnerismo buscó ganar el contrato de las represas de Santa Cruz, obra adjudicada a Electroingeniería cuyo presidente está preso y acusado de ser parte de la estructura de sobornos.

En esta causa, Valenti según la fiscalía, "realizó pagos por IMPSA SA habiéndose reunido con Baratta en el hotel ‘Feir’s Park’ en varias oportunidades: ocho encuentros en 2008. En 2009 le atribuyen cuatro entregas, una de ellas por 150.000 dólares y ‘una caja de vinos que Muñoz se lleva a Uruguay con una recaudación". Agregan en la imputación: "En 2009 Baratta recibe 200.000 dólares".

Enrique Pescarmona es dueño de la compañía que ganó una licitación de 520 millones de dólares para la fabricación de diez turbinas para la central hidroeléctrica de Tocoma.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados