El Presidente y el candidato del Frente de Todos profundizaron en la exposición de sus diferencias y hubo fuertes acusaciones y golpes bajos.

Los seis candidatos presidenciales participaron este domingo del segundo y último debate de la campaña, a una semana de las elecciones y con todas las luces apuntando al presidente de la Nación y en camino por su reelección, Mauricio Macri, y al postulante del Frente de Todos, Alberto Fernández.

La cita fue en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA): Macri se ubicó a la derecha y a su izquierda lo hizo Fernández, seguido por Nicolás Del Caño (Frente de Izquierda), Roberto Lavagna (Consenso Federal), Juan José Gómez Centurión (Frente Nos) y José Luis Espert (Unite).

Nuevamente el duelo entre el Presidente, que busca un segundo mandato, y el opositor que ganó con comodidad las elecciones primarias de agosto fue el principal atractivo. Sin embargo, hubo más condimentos que en la primera edición: esta vez los principales aspirantes a gobernar en el período 2019-2023 se lanzaron acusaciones fuertes y hasta hubo golpes bajos. Macri subió el tono en relación a su anterior exposición y Alberto intentó no quedar relegado en ese sentido.

Tapones de punta


El debate arrancó con un tinte similar al del domingo anterior. La diferencia es que esta vez el puntapié inicial lo dio Macri y, en sintonía con su discurso del sábado en el Obelisco, hizo una promesa en lo económico: "Viene una etapa distinta".

Alberto Fernández salió nuevamente con los tapones de punta y se refirió a su dedo, cuyo uso tanto dio que hablar en la primera edición: "Mi índice solo marca errores e inconductas. Sería bueno que habláramos de otros índices, como el de pobreza, desocupación e inflación".

Luego llegó el bloque dedicado a la seguridad. Y ahí Macri apuntó los dardos por primera vez contra el kirchnerismo. "Cuando Alberto Fernández era jefe de gabinete importábamos 20 mil kilos de efedrina por año", tiró. Y afirmó que el gobierno anterior "quiso encubrir a los responsables del atentado de la AMIA".

Embed

Macri evitó hablar de su gestión y profundizó sus críticas al kirchnerismo. "Hablan de empleo y entre 2011 y 2015 se estancó". Fue más allá: "No cambian más. Cuando gobiernan se creen que son dueños de la plata de los argentinos". Y finalizó: "Donde el kirchnerismo hace una autopista, con la misma plata nosotros hacemos dos".

Para contrarrestar las críticas sobre la corrupción, Alberto Fernández se refirió a la obra pública y lanzó una apuesta arriesgada: mencionó al fallecido Franco Macri, padre del Presidente. Lo hizo a razón de una frase que el mandatario pronunció en marzo pasado: "Lo que hizo mi padre era un delito: él formaba parte de un sistema extorsivo del kirchnerismo". Fernández afirmó que "el día que Macri deje el gobierno lo esperan 100 causas judiciales", que "la energía la hizo para sus amigos" y que "'uberizó' la economía.

Embed

Embed

Embed

En el bloque sobre "federalismo, calidad institucional y rol del Estado", Macri intentó correr al candidato del Frente de Todos con los números del INDEC. "Alberto Fernández firmó el primer decreto interviniéndolo. Ahí empezaron los ocho años de ocultar pobreza, inflación, datos de la economía...".

Enseguida irrumpió Espert con una chicana: le pidió a Macri y a Alberto Fernández que se abracen.

Embed

¿Y el resto?

En este segundo debate, Lavagna, que en uno de sus turnos se quedó en silencio por unos segundos, destacó la necesidad de poner en marcha la economía para de ese modo generar 2.000.000 de puestos de trabajo en cuatro años -de su eventual mandato- y también mencionó la importancia de impulsar medidas tributarias que favorezcan a las pequeñas y medianas empresas (pymes).

El postulante del Frente Despertar, Espert, por su parte, propuso bajar la edad de imputabilidad, "meter presos a los piqueteros que corten calles" y volvió a fustigar con dureza a la dirigencia sindical, tildando incluso de "corruptos", "delincuentes" y "algunos partícipes necesarios de algún asesinato" a los líderes gremiales.

"Señor Presidente, usted grita por todos lados 'Sí, se puede', y en cuatro años, no pudo", cerró Espert.

El candidato presidente del Frente de Izquierda-Unidad, Nicolás del Caño, también cuestionó a la burocracia sindical y le apuntó a Macri por los "más de dos millones de desocupados". También se expresó en contra de bajar la edad de imputabilidad y a favor de la legalización del consumo de marihuana.

Por el Frente Nos, Juan José Gómez Centurión, que otra vez tuvo algunos problemas con el manejo del tiempo, dijo que "las dos fórmulas" principales están "hilvanadas por la corrupción", y también sostuvo que "es una vergüenza que los sucesivos gobiernos naturalicen los piquetes".

El cierre de Alberto Fernández

Embed

El cierre de Mauricio Macri

Embed

VIDEO: reviví el debate en vivo

Embed

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados