En Mar del Plata condenaron a 10 años de prisión a un hombre por el reiterado abuso sexual de la hija de su ex pareja cuando tenía entre 7 y 12 años de edad.

Un hombre fue condenado por la Justicia de Mar del Plata a 10 años de prisión por haber el abuso sexual en reiteradas oportunidades de la hija de su ex pareja cuando tenía entre 7 y 12 años de edad.

De manera unánime, los jueces del Tribunal Oral 3 de Mar del Plata, Federico Wacker Schroder, Fabián Luis Riquert y Juan Manuel Sueyro, encontraron culpable a Edgardo Giammaglichella por el delito de "abuso sexual con acceso carnal mediando situación de convivencia preexistente con una niña", lo cual ocurrió en esa ciudad entre los años 2008 y 2012.

El fiscal interviniente en el caso, Alejandro Pellegrinelli, pidió la detención inmediata del acusado tras ser condenado para que quede alojado en la Unidad Penal 15 de Batán.

Entre los argumentos para justificar la detención inmediata del condenado, los jueces explicaron que, por el monto de la pena, existe un peligro de fuga. Además, consideraron que se trata de la manera más segura de proteger a la víctima.

En la audiencia quedó en evidencia que el acusado tiene la habilidad para usar identidades falsas en redes sociales, por lo que la víctima podría ser contactada y por supuesto, nuevamente encontrarse en peligro.

J.M.G. comenzó a ser abusada por la pareja de su mamá cuando tenía 7 años. Si bien la víctima no pudo especificar temporalmente cuándo ocurrió cada caso, logró explicar que la gravedad de los abusos iba en aumento, primero tocamientos, luego sexo oral y finalmente penetración.

carcel batan.jpg
Mar del Plata: el condenado por abuso está en prisión en Batán.

Mar del Plata: el condenado por abuso está en prisión en Batán.

Durante el debate "la víctima explicó que el condenado pasaba gran parte del día frente a la computadora y que, en una oportunidad, pudo ver en la pantalla su nombre y el de otras cinco chicas.

"Se trata de un juego", le habría dicho Giammaglichella. No era otra cosa que un depravado "juego sexual', en el que junto a otros hombres calificaban a las chicas dependiendo las prácticas sexuales que les realizaban.

También le mostraba pornografía infantil, según la chica y si bien esa circunstancia no pudo ser comprobada en el juicio, los peritos consideraron que el relato de la joven era auténtico.

El agresor había amenazado a la víctima para que guardara silencio al decirle que mataría a su madre si ella lo denunciaba.

Pasaron algunos años para que la víctima se animara a revelar a sus familiares algo de lo que había sufrido. En todos los casos escribía en un papel "Edgardo me violó" y luego, sin dar detalles, le pedía al confidente que rompiera el papel. La joven dijo que se sentía avergonzada e incluso intentó suicidarse en más de una ocasión.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados