Los delincuentes simularon entregar correspondencia con el nombre preciso de la víctima. Además, sabían que tenía en su casa dinero para el pago de sueldos, por lo que sospechan que hubo un entregador.

Un jubilado de 91 años fue engañado por una banda de falsos carteros, que simularon entregar correspondencia para ingresar en su casa de San Francisco Solano, donde el hombre, un reconocido comerciante de la zona, tenía dinero en efectivo destinado al pago de sueldos, un dato que la banda conocía de antemano y por el que la Justicia sospecha de la existencia de un posible "entregador".

El hecho ocurrió cerca de las 20 horas cuando sonó el timbre en la vivienda de la calle 848 al 2700, donde la víctima reside junto con uno de sus hijos y una empleada doméstica. La mujer fue quien respondió al llamado, abrió la puerta y, detrás de la reja, observó a un hombre que decía traer una carta a nombre del jubilado. Cuando se acercó y tomó la carta, otros dos hombres saltaron hacia el interior de la propiedad y la obligaron a ingresar. Luego, entró un tercer delincuente.

"El falso cartero dijo que tenía una carta para el dueño de la casa. Incluso, mencionó su nombre. Confiada, la empleada fue a buscar el sobre sin pensar que le estaban tendiendo una trampa. Cuando se dio vuelta para volver a entrar, dos sujetos saltaron la reja y se metieron con ella", detalló a Diario Popular uno de los investigadores del caso.

ADEMÁS:

La Justicia ordenó el desalojo de tierras ocupadas en Guernica

Hallan a beba dentro de bolsa de plástico y con heridas de arma blanca

Asimismo, el vocero consultado agregó que "los delincuentes fueron directamente a la habitación" del hombre, donde tenía el dinero en efectivo. "Estaban armados, pero no ejercieron violencia contra ninguna de las tres personas que estaba en la casa", explicó.

Entregador

El modus operandi reflejó las tareas de inteligencia previa que realizó la banda antes de cometer el golpe. Los ladrones sabían el nombre del jubilado y que reunía en su inmueble el dinero para pagar los salarios de sus empleados.

"Es un comerciante muy conocido, que administra colegios, y que regularmente se encarga de juntar el dinero para el pago de sueldos. Esto era una situación normal y sospechamos que alguien con conocimiento de los movimientos de la casa podría haber entregado la información para el robo", remarcó el investigador consultado por este medio.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados